domingo, 12 de abril de 2009

¡TERREMOTO ! ( Caracas 1.967)

La tragedia que acaba de ocurrir en Italia con el reciente terremoto, que tantas vidas se ha cobrado, ha traído a mi memoria, el que yo pasé en Caracas el 29 de Julio de 1.967, dejando una huella en mi vida muy profunda, seguramente mas de lo que yo estoy consciente, en realidad, jamás se me ha olvidado, y con mucha frecuencia, cada vez que hay una noticia trágica, me viene a la memoria, y después de tantos años que han pasado, vuelvo a estremecerme como si hubiera ocurrido ayer, todo está muy fresco en mi memoria.

Tenia yo por entonces 26 años, residía en Puerto La Cruz, Venezuela, trabajaba como gerente de la zona de Oriente para un laboratorio farmacéutico, había ido a Caracas para una de las frecuentes reuniones que teníamos en las oficinas principales de la empresa, y aprovechaba para ir a mi casa y visitar a mi familia, después de un largo día de trabajo, me acababa de duchar y me estaba secando, de repente todo empezó a temblar con enorme violencia, era el ultimo piso, un ático, caí al suelo, salí violentamente despedido del baño al salón, un armario me golpeó en la cabeza y volví a caer, los muebles iban de uno a otro lado del salón llevándose por delante sillas mesas, todo con lo que se encontraban, como pude, arrastrándome, logré llegar a la cocina en donde estaba mi vieja totalmente aterrorizada.

Mamá, (mi tía) espantada con un ruido infernal que producía el sísmo, que nunca he podido olvidar, de rodillas en el piso de la cocina, del que no se podía levantar, me decía: "Genín, este es el fin, te quiero mucho, no se te olvide, te quiero mucho, el edificio se cae, nos aplastará, vamos a rezar" " Que rezar ni que rezar, vamonos para abajo mamá, rápido, por las escaleras, no cojas el ascensor, corre, yo voy a buscar al niño" Le grité nervioso, tratando se superar el tremendo ruido que nos aterrorizaba. El niño, mi "sobrino" estaba dando alaridos, totalmente aterrorizado, lo agarré en volandas y salí corriendo a la escalera, mi vieja estaba paralizada, sin moverse en un rellano, "vamos mamá corre, corre, le decía mientras la empujaba llevándola por delante de mi" Y en ese momento, de repente, paró el temblor, "Vamos a aprovechar antes de que vuelva a sacudir, corre, mamá corre, que esto no se ha hundido, vamos a llegar a la calle y estaremos salvados"

Al llegar al portal, una de las planchas de mármol de la fachada, caía ante mis ojos y por milésimas de segundos no me dio en la cabeza, y mi vieja que iba delante empujada la pobre por mi, sin muchas contemplaciones, también se salvó de milagro,la plancha de mármol calló entre ambos sin siquiera rozarnos.

La calle estaba llena de vecinos que habían huido de sus casas, la polvareda era increíble, pero no había pánico, la gente nos ayudábamos los unos a los otros, nos dábamos información, buscábamos a nuestra gente, de pronto alguien se dio cuenta, que a media cuadra, un edificio había desaparecido, la polvareda no dejaba casi ver. Mas tarde supimos, que toda la gente que estaba en el edificio, había muerto, solo se habían salvado los afortunados, que estaban afuera. En esos momentos, me di cuenta que estaba totalmente desnudo, miré a mi alrededor y vi a mas de una persona semidesnuda, pero nadie se daba cuenta, y sinceramente no recuerdo que fue lo que me puse, lo que si se, es que desde ese momento nunca me he ido a la cama sin ponerme pijama, cosa que antes nunca había hecho, siempre dormía desnudo.

No se cuanto tiempo transcurrió hasta que empezaron a llegarnos noticias dándonos instrucciones de que hacer, esa noche no deberíamos regresar a nuestras casas, hasta que las mismas fueran supervisadas por profesionales para evaluar los daños, esto iba por zonas y la nuestra estaba entre las mas peligrosas. Las emisoras de radio, transmitían constantemente, consejos, o comunicados del Gobierno, así nos fuimos enterando poco a poco de la situación.

El primer temblor había durado 35 interminables segundos, luego vinieron otros menos intensos pero que producían verdadero terror, el terremoto decían que había pasado de 8 en la escala de 9 de Richter, era un calculo que se había hecho, porque las máquinas del observatorio Cagigal, habían estallado por la violencia del temblor. Caracas se quedó incomunicada con el resto del País y del mundo, en el exterior decían que había sido totalmente destruida, porque al no tener noticias directas, pero si de los sismografos internacionales, calculaban que la destrucción seria enorme, pero por suerte, no fue así, Caracas estaba muy bien construida con sistemas antisismicos.

Los miembros de la familia que no estaban en casa en el momento del temblor, fueron poco a poco llegando, los hombres decidimos subir rápidamente a la casa para procurarnos, ropa, cobijas, comida, en fin lo mas necesario, para pasar la noche en un parque como nos recomendaban por la radio, lo hicimos todo en cuestión de pocos minutos, pero claro con las prisas, mientras cargábamos el coche, nos íbamos dando cuenta de todo lo que faltaba y fuimos tomando nota, yo volví a subir a la casa para bajar todo lo que habíamos anotado, y lo hice a toda velocidad porque debo confesar que tenia mas miedo que vergüenza...jajajaja

Estuvimos varios días en el Parque del Este, no se cuantos en total, pero creo que mientras estuve allí mi amor por el pueblo venezolano alcanzó las cotas mas altas, la solidaridad era total, todo se compartía, la generosidad tan enorme, aun hoy día me emociona con su recuerdo. Después, recuerdo que nos mudamos a una Urbanización (Altamira) en donde unos amigos tenían una casa de una planta con bastante jardín y nos habían insistido que fuéramos allí, aparcamos enfrente, la mejora era notable, podíamos usar su cocina, baños, etc, creo recordar que mamá y el niño durmieron en la casa, que por otro lado estaba completamente llena por familiares y amigos que vivíamos en edificios y que hasta nueva orden no nos permitían volver a ocupar, hasta que fueran revisados asegurándose que no había peligro alguno.

Esta es una crónica del suceso que encontré en una publicación de Venezuela:

"Las esferas del reloj que miran al oeste de la torre de la Catedral de Caracas se rompieron y sus agujas se detuvieron a las 8:02 minutos de la noche del sábado 29 de julio de 1967, reflejando en su tétrico tiempo detenido el violento movimiento sísmico conocido como el Terremoto Cuatricentenario de Caracas, porque la ciudad andaba en los festejos de sus primeros cuatro siglos de existencia, cumplidos cuatro días antes, el 25 de julio".

"Durante 35 segundos Caracas se sacudió a una intensidad sólo recordada en la ciudad en 1812 y 1900. Poco tiempo más tarde otro temblor, de menor intensidad y duración y, después, el angustiante silencio y la verdad que se expresó ante los ojos del mundo: más de cuatrocientos vecinos de Caracas y del litoral central habían muerto y los daños materiales, inflándose minuto a minuto en proporción alarmante, pronto sumaron cientos, miles de millones de bolívares".
"La violencia del sismo rompió los equipos de percepción de movimientos telúricos del Observatorio Cagigal, pero se pudo ubicar el epicentro del mismo en la llamada zona sísmica exterior norte de Caracas que se extiende por más de 20 kilómetros entre las poblaciones de Arrecifes y Naiguatá, que fue la misma que causó los sismos de 1812 y del 1900, los dos más poderosos registrados en la historia de Caracas".

Solo encontré en el Youtube estos vídeos de no muy buena calidad,pero merecen la pena, además son cortitos, en uno se graba el sonido del sismo mientras se hacia una grabación, en el otro se ve, muy rápidamente, como quedaban los edificios que se cayeron, yo los vi todos in situ,se desplomaron como un acordeón, y la historia de una cruz que cayó de lo alto de de una Iglesia y que quedó completamente marcada en el pavimento. Se dice que al tocar la cruz la tierra, se acabó el terremoto. También vi esa marca. Ojalá nunca mas tenga que pasar por la angustia de aquellos dias.



39 comentarios:

Marce dijo...

ay mi dios Genin. Que horror, donde y cuando pasa es un horror. Nunca pase por algo asi, pero debe ser tremendo tremendo. besos.

Nata dijo...

Leerlo me dio escalofrios. Una vez sola (que yo recuerde) hubo un muy leve (casi imperceptible) movimiento sismico en Buenos Aires alla por el 2003 mas o menos y recuerdo que la gente salio del edificio donde yo estaba trabajando super atemorizada. Asi que no quiero pensar como se sentira un terremoto como el que contaste.

TORO SALVAJE dijo...

Genín fuiste muy valiente.

No creo que pueda imaginar lo que deben ser 35 segundos así.

Saludos.

Jerusalem dijo...

Cuanto miedo y desesperación tiene que pasarte por tu cabeza.
Tiene que ser horrible una situación así.

Besotes guapo

ЖΔЯIΔ dijo...

Yo lo viví en Valencia Edo carabobo
Y fue dramatico allá Toda la gente salió a las calles estaban dando uno de los concursos de Misses No se si lo recordaras Yo era muy niña y aún así permanece en mi memoria Nuestro edf. que eran dos torres pegadas se separaron Aunque los daños fueron muy pocos Dado la lejanía con Caracas y el epicentro Pero teniamos muchos amigos y familia allí Aparte que por el trabajo de mi padre por casualidad no estabamos en Caracas pues viviamos en ambos sitios
Me alegro muchisimo que tu gente no sufriera ninguna desgracia igual que la mía
Cuidate muchote Besos :*

Flor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Flor dijo...

Ayyy, por dios Genín, qué angustia, qué horror!!!

En Tucumán viví muchísimos temblores. El peor, cuando se caían las cosas de las estanterías, se movía tooodo, crujía.
Miles de veces me encontré en pijama, en la calle.

Pero claro, un temblorcito de morondanga no se compara en nada con un terremoto.
Horrible!!! Menos mal que no les pasó nada a uds.

Un gran relato.

Besos

Eugenia dijo...

Ay no... esto me asusta. mira que dicen que aquí en Caracas ya debemos terremoto y últimamente ha temblado mucho

Que situación tan terrible la que cuentas.

Y que lindo hablas de los venezolanos <3<3<3

Genín dijo...

Marce:
Si,corazón, es un horror y aunque como en nuestra familia no hubiera consecuencias cruentas, jamás se olvida uno de una cosa así, sobre todo el ruido totalmente diferente y horrendo al que uno conoce...
Besos

Nata:
En Caracas estábamos acostumbrados a pequeños temblores y no les dábamos importancia porque eran relativamente ligeros, así que cuando un caraqueño te habla de algo asustante, es porque en realidad, lo es mas de lo que cuenta.
Besos

Toro:
Que va, yo estaba cagado de miedo porque sabia lo que estaba pasando y de que aquello se podía hundir en cualquier momento, pero siempre tuve la suerte de que en momentos de angustia siempre tuve calma relativa y el instinto de conservación me guía a lo que hacer, hasta ahora, acertadamente.

Jerusalem:
Si, porque ante todo te sientes impotente, piensas que es injusto que eso le pase a tu familia, y en fracciones de segundo te psas tu vida pasada por la cabeza, y que lo que quieres hacer y el furo, ya no será posible...
Si, es muy terrible.
Besos

ЖΔЯIΔ:

Hay que bueno! Valencia! Yo viví bastante tiempo en Valencia, mi familia tenia unos cines allá y los llevaba yo ¿Te acuerdas de Cine Parque y Tatro Guaparo? Eran nuestros...
Ese terremoto es de los mas grandes que hubo en el mundo, pocos llegan a 8, lo que pasa es que afortunadamente, se construía muy bien y por eso no ocurrió nada...Pero mas que nada porque los dioses no quisieron.
Gracias por tu visita.
Besos

Flor:
Si, fíjate los años que han pasado, y en mi queda como uno de los eventos, si no el que mas, han influido en mi vida.
Y eso que no pasó nada mas, que nadie salió físicamente perjudicado.
Besos y salud

Genín dijo...

Eugenia:
Te me colaste, mi amor.
Si fueron momentos que jamás se me van a olvidar.
Todo lo bien que se hable de los venezolanos, es poco, se queda chiquito, es el pueblo mas noble y generoso que yo he conocido en mi vida, y mira que he conocido muchos.
Besos, te quiero, mi amor.

Betty dijo...

debe ser terrible!! si con sólo leer tu relato me angustio...
suerte que no habías entrado en pánico y no te paralizaste como tu madre y así han logrado salvarse.
cuando estuve en Perú y veía por todos lados los carteles indicando las zonas seguras en caso de sismo, me corría un escalofrío... es que vivo en una inmensa llanura, por lo que la pobilidad de un terremoto es algo con lo que no aprendí a convivir.
un abrazo!!

Gatadeangora dijo...

Por esta zona tenemos muchos pequeños terremotos, se mueve el suelo, los cuadros,cristales, sillas, etc, pero ni comparación con lo vivido por ti. Te doy la razón que lo que impone mucho es el tremendo ruido que hacen, aunque como te digo, duran poco y no dá apenas tiempo de reaccionar, pues yo vivo en un tercero y cuando queremos darnos cuenta y salir ya ha parado gracias a dios. Asi que me hago una ligera idea de lo que tuviste que pasar. Fuiste muy valiente.
Sobre lo de dormir desnudo, yo se de uno que cualquier dia le pasa lo mismo que a ti jejeje.

Muchos besos guapetón mio.

Abuela Ciber dijo...

Felices Pascuas de Resurreccion deseo a ti y seres queridos , en comienzos de renovaciones y esperanzas motivadas con amor y sentimiento de darnos a los demás.

Recibe mi cariño.

Carilisve dijo...

Hola.
Lo viví aunque era muy pequeño para recodarlo.

Pero es así, no somos nada, si la Tierra estornuda desaparecemos.

El reciente temblor en Caracas de 4.3 grados le recordó eso a muchas personas, ver los edificios "bailar" como piezas de dominó asustó a más de uno.

Hace 4 años me tocó estar en Denver, Colorado y un tornado afectó a la ciudad, uno los ve como noticias por la TV e ignora la fuerza que pueden tener los vientos.

Solo viviéndo estas cosas se llegar a tener una mínima idea de la fuerza de la naturaleza.

Saludos

Antonio dijo...

Imagina que acá en Chile esta lleno de volcanes y la gran Placa de Nazca que se introduce debajo de la sudamericana, estamos acostumbrados a este tipo de movimientos telúricos, te contaré que el terremoto que ocurrió en la ciudad de Valdivia el 22 de mayo de 1960 a las 15,11 horas (19,11 GMT) y fue percibido en todo el cono sur de América. Se registró con una intensidad record de XI a XII en Escala de Mercalli y 9,5 en Escala Richter, fué el mayor movimiento telúrico jamás registrado.
Bueno, en el que estuve involucrado fue otro terremoto grande ocurrido el domingo 3 de marzo de 1985 a las 19:47 hora local. Su epicentro se localizó en las costas del sur de la Región de Valparaíso, cercanas a la localidad de Algarrobo, y tuvo una magnitud de 8,0º en la escala sismológica de Richter, fue muy grande también, pero lo más importante y que tu has destacado es la solidaridad de las personas.
Buen post amigo es algo que siempre debemos tener presente y no bajar la guardia ante los embates de la naturaleza.

Un abrazo Genín.

fernando dijo...

uff, te salvaste. y eso es mucho en un terremoto. En España, no sabemos lo que supone eso pues rara vez hemos tenido un terremoto en nuestro país. Deber ser una sensación de miedo, angustia e impotencia absoluta. Un abrazo

Genín dijo...

Betty:
Tengo la gran suerte que en general, ante emergencias, suelo mantenerme en calma, es algo natural en mi, pero te aseguro que el terremoto ese nunca se me ha olvidado, y durante muchos años estaba en mi cabeza, ya hasta estaba mal agusto en Caracas cuando me acordaba. Luego se me fue pasando.
Besos

gatita:
¿Valiente? Anda que no pasé miedo ni nada!
Pero eso si, tengo la suerte de en situaciones graves conservar la calma y pensar con bastante lógica.
Se siente mucha impotencia además del miedo lógico por las sacudidas que te tiran al suelo, y el maldito ruido.
Besos

Abuela:
Muchas gracias, te deseo lo mismo.
Besos

Carilisve:
Tienes razón, la Naturaleza desatada es tremenda, nos da una sensación de impotencia y pèqueñez muy grandes.
Salud

Antonio:
Bueno claro, ustedes son los grandes veteranos en eso de los temblores, yo recuerdo cuando estuve en Chile, que cada vez que sentía un temblor yo me cagaba y la gente ni siquiera se inmutaba, lo que me daba mucha seguridad.
¡Que bárbaro 9,5! Yo creía que la escala llegaba hasta 9 solamente, eso leí. Pero por lo visto la duración es fundamental, cuanto mas dura mas destrucción.
Salud y un abrazo, amigo.

Fernando:
En Lisboa hubo uno con muchas victimas, creo, y me parece que varios graves en el sur, pero desde luego yo no tengo experiencia ni los he vivido, afortunadamente.
Voy a mirar eso antes de acostarme, me ha despertado a curiosidad.
Salud

Genín dijo...

He estado mirando en Google y me he quedado asombrado de la cantidad de muertos que ha habido en el pasado en España por causa de Terremotos, aquí os dejo el enlace:

http://www.fomento.es/MFOM/LANG_CASTELLANO/DIRECCIONES_GENERALES/INSTITUTO_GEOGRAFICO/Geofisica/sismologia/informacionsis/1884.htm

Rossy dijo...

No lo viví porque naci justo al año siguiente, pero mis papás me cuentan que fue algo espantoso, que ellos corrieron a las calles también. Y que las zona más afectadas fueron justamente Los Palos Grandes y Altamira, donde se desplomaron edificios enteros.

Los temblores que han sucedido después a lo largo del tiempo, los he sentido, y es una sensación espeluznante que te hace ver lo frágiles que somos en esta tierra.

El espíritu del venezolano es ese que tú dices, generosidad y solidaridad por delante, a pesar de todas las dificultades. Es lindo que lo digas tú!

Besos, Genín!

Stellita dijo...

HOla Genin, me quede literalmente sin palabras. No se que decirte. Mas bien te escribo para que sepas que pase por aca, que lei este post, que me conmovio mucho.
Besos

Cucachispas dijo...

Hola Genin solo de leer tu posts se me ponen los pelos de punta no ago mas que pensar en este pueblo Italiano lo que estarán pasando, y tu vivencia no me extraña que eso nunca se olvide, No se que esta pasando en nuestro planeta la verdad que yo lo veo todo muy oscuro
Sobre tu otro posts referente a la vejez me a gustado mucho , el verano pasado yo escribí algo referente a ese tema, pues hicimos una fiesta en mi pueblo todos los nacidos en el año 48, y como es de suponer ya estoy en el umbral de las personas mayores solo eso porque no pienso llegar a mas. Los consejos de tu amiga son muy ciertos así que lo tendremos en cuenta.
Saludos Genin y cuídate

Ego dijo...

Los de aquí han sido relativamente suaves, excepto uno que se cargó pueblo y medio... Uf, vaya semanita.
Un (b)eso sin morriña

Antonieta H. dijo...

Nunca he vivido un temblor, cuando el de cariaco en el 97 estaba en una piscina y no me entere hasta que llegue a mi casa, pero de verdad que horrible :S y que valiente fuiste, que lindo como hablas de los Venezolanos

Genín dijo...

Rossy:
Claro es que tu eres una chamita!...jajajaja
Te garantizo que no exagero nada, al contrario.
Fíjate que el apartamento de mis viejos estaba en el edificio San José, pues uno de los edificios que se hundió, se llamaba igualito, con la consiguiente consternación de familia y amigos que hasta que nos localizaron creían que estábamos muertos.
Besos a los dos

Stellita:
Espero que no te asustara demasiado, yo omití narrar escenas cruentas precisamente para que no fuera desagradable, porque vi unas cuantas...
Besos

Cucachispas:
Si, esta pobre gente de Italia lo pasa mal, y eso que tienen la suerte de vivir en un País rico y moderno con lo que las ayudas no les van a faltar, pero claro los muertos ya no vuelven.
Besos

Ego:
Si, me metí en Google y me quedé asombrado de los terremotos que hubo aquí en el pasado, algunos con miles de muertos !!!
Besos

Antonieta H:
El de Cariaco fue como la mitad del 67, pero claro uno se asusta igual con los temblores.
Lo que digo de los venezolanos es la pura verdad y siempre que puedo lo digo.
Besos y salud

Antonieta H. dijo...

Yo te decía de este http://www.youtube.com/watch?v=88EL26HFZoU del 97 en el 67 ni pensaba yo nacer jajajaja

Genín dijo...

AntonietaH:
Claro mujer, a ese del 97 me refería yo que fue ña mitad del 67...jajajaja
Besos y salud

Capochoblog dijo...

Y mi comentarioooooooooooo???

Que lala :S... pero bueno, yo no he vivido terremotos o huracanes como tal, solo temblores o los coletazos bastante fuertes de huracanes, pero te digo, que en ambas casos, el ruido que se produce es como un alarido que te deja de palo... Y espero seguir asi, viviendo los tapa amarilla que los de verdad.. :)

Besos!

Maguita dijo...

genin... quiero leerla tranquila y no encuentro el momento. ya vuelvo a leer con detenimiento tu cronica. es casi como un servicio a la comunidad para mi en este momento!!! un abrazo!!!

Abuela Ciber dijo...

Ha de ser terrible la experiencia.

Una vez viajando por Chile comentaba con una joven chilena ese hecho y me decia que era parte de ellos.

A mi me dejaba nula de comprension, pero bueno al nacer en paises ploclives a temblores tal vez se traiga dentro una lucesita especial.

Y tu gentil hombre espero nunca más te veas en una situacion asi.

Y que si recuerdas el pasado él te traiga los buenos momentos.

Cariños.

Waiting for Godot dijo...

Genin: no se si pensar que es casualidad o que, pero el dia que escribiste este post estaba yo en el puerto de Santa Maria con unas amigas intentando contarles algo del terremoto en Caracas, porque les comentaba que tuvimos un temblor hace poco justo cuando ocurrio lo de italia y que en Venezuela ya hubo un terremoto hacia poco tiempo, porque del 67 hasta hoy tampoco es que han pasado muchos años, o no?
He vivido el terremoto contigo, mis padres son andinos y emigraron a Caracas en el 70, asi que no vivieron ese terremoto pero mi madre siempre vivio asustada que se repitiera, asi que leerte es vivir esa historia. Gracias por hablar tan bonito de los venezolanos. Un beso para ti.

América dijo...

Reciba usted mi mas cordial saludo,le leí en el blog de Cani,la verdad que aquellos días son muy lejanos en mi memoria pero en estos días tembló en Caracas,gracias a Dios sin consecuencias,pero como busco mi memoria otro acontecimiento como ese aun siendo muy niña.Un placer haber descubierto su blog.

Genín dijo...

Capochoblog:
jajajaja ¿Te lo borraron?
Espero que nunca jamás tengas que vivir uno gordo como el que me tocó vivir a mi.
Besos

Maguita:
Una de las ventajas del blog, es esa, que uno puede leer cuando mejor le venga.
Besos

Abuela:
Es que los chilenos son unos expertos de toda la vida en terremotos.
Por aquí, aunque no imposible, no es muy probable, y viviendo yo en mi ranchito, no habra problema.
Besos

Waiting:
jajajaja A lo mejor es que me mandaste ondas desde allí y yo aunque creo que lo escribí conscientemente, a lo mejor no fue así y tu me guiaste...jajaja
No, en serio, es una de esas experiencias que uno desearia olvidar, pero es imposible, te acompaña toda la vida.
Sobre los venezolanos solo digo la verdad, y me quedo corto.
Besos

América:
Gracias por la visita.
Por favor no me trates de usted, aquí somos todos amigos, así que con confianza.
Besos y salud

América dijo...

Parece que estamos en linea,con gusto.

Caminando dijo...

Hola Genín, mi mamá vivió ese terremoto junto con sus hermanas (mis tias) y me lo cuentan tal como tú lo hiciste. Mi mamá cuando se casó se mudó a Barquisimeto y aquí vivimos y el temblor de estos días que fue de 4 asustó mucho muchísimo a mis tías de hecho dicen que revivieron aquel del 67.

Saludos.

Anónimo dijo...

Me ha impresionado mucho oir el ruido de la tierra literalmente desgarrandose.¡Cuantas cosas has vivido, Genín! Por aquí a pesar de que estan cerca los Pirineos, no es una zona con movimientos demasiado fuertes.Recuerdo uno que me pillo por el pasillo del hospital una noche que estaba de guardia...me iba de un lado al otro del pasillo, no sabía si me estaba mareando, si era el suelo el que se movía o era yo,no me lo podía creer, eran las seis de la mañana.Recuerdo sobre todo el ruido como un trueno largo,y en cuanto empezaron a salir
los pacientes y familiares a las puertas,todo en segundos, no veas el jaleo que se montó..algunos arratrando los palos de los goteros, otros llamando al timbre, en fin tuvo una intensidad de 4.8 y a pesar de que no se produjeron daños pasamos un poco de miedo, sobre todo por la situación, imágina si tenemos que evacuar una planta de hospital con 44 pacientes muchos de ellos ancianos y de gravedad, y sólo dos personas de guardía.Un besito. Kreta

Marisa dijo...

Hola Genin,
Por casualidad he leido tu comentario sobre el terremoto de Caracas en 1967.
Yo vivia en Venezuela por entonces y me pillo en la Plaza Venezuela en un coche con un amigo Jose Manuel. Me llevo inmediatamente a mi casa en La Carlota, a mis padres y hermano no les habia pasado nada. Dormimos 2 noches en el carro y ver Caracas al dia siguiente me impresiono mas que el mismo terremoto. Yo tampoco podre olvidarlo nunca.
Gracias por tu relato tan vivo y sentido.
Marisa

Rociel dijo...

que susto pasaste imaginate yo tambien recuerdo ese momento fue el dia de mi septimo cumple, estaba en San Felipe, y tambien fue fuerte, pero imaginate el de ayer fue terrorifico casi con la misma intensidad de ese, quiera dios que se calme la tierra porque ya he llevado este año tres sustos aqui en Caracas, y de verdad creo que la prevensión antisismica de las construcciones han sido muy exitosas o quien sabe si será suerte o protección divina, que dios nos proteja

Slipksita dijo...

MMM... Yo solo tengo 14 años pero el solo tratar de imaginarme lo que paso ese dia no solo me pone la piel de gallina, tambien me entristece... Mi mamá me contó que ella estaba jugando con unos carritos en el porche de su casa en Turmero, Aragua (en ese entonces contaba solo con unos 4 o 5 años) y sintio que temblaba, se aterrorizo y fue llorando a donde estaba mi abuela quien tambien estaba aterrorizada ante lo ocurrido... Algunos años despues mi madre entendio lo que habia pasado aquel dia... Hace algunos dias, un mes creo hubo en temblor con magnitud de 6.2 grados con epicentro em Moron, se sintio con fuerza aquí en el estado Aragua yo estaba muy asustada y empujando a mi mamá para que salieramos de la casa... Solo duro cerca de 30 segundos... Si me asusté... Pero jamás, jamas podria imaginarme lo ocurrido aquel dia catastrofico...

Ayata dijo...

Hola Genin, recientemente he estado investigando sobre el terremoto de Caracas en 1967. Lo que mas me impresionó de tu relato es que, ciertamente, había dos edificios llamados San José en Los Palos Grandes, uno de los cuales (1ra. Av. con 1ra. Tranversal) colapsó completamente cobrando muchas vidas. Suerte que no fué el de ustedes (2da. Av. entre 3ra y 4ta. Transversal), pero el susto como lo describes fué mayúsculo.