sábado, 1 de agosto de 2009

Mi padre: Mi heroe...


Hoy estaba pensando que nunca escribo nada de mi padre, y creo que ya es hora que lo haga.

Mi padre, como tantos españoles combatió en la Guerra Civil española, la pasó entera en el frente, fue condecorado numerosas veces por su valor, herido varias veces, era muy joven y buen mozo, y murió muy joven también, a los 26 años de edad, después de terminada la guerra, a consecuencia de las heridas producidas por una granada que nunca fueron bien curadas, dejándome, a mi, su hijo único, huérfano y a mi madre viuda. Los hermanos que tengo y que aparecieron el año pasado en Bruselas, ante mi sorpresa, como muchas de mis amigas y amigos recordareis, son de un segundo matrimonio de mi madre después de quedar viuda.

Pero no os voy a hablar sobre las batallas libradas por mi padre, por lo que se hizo muy famoso y considerado un héroe, salió muchas veces en los periódicos, yo conservo artículos que guardó su hermana para mi, tuvo un entierro multitudinario como no se recuerda otro en su ciudad, al que curiosamente asistieron excombatientes de uno y otro bando, ya veréis enseguida porqué.

Para mi, por encima de todo mi padre fue un hombre de bien de los pies a la cabeza, y le doy mucha mas importancia al hecho de que constantemente estuvo arriesgando ser fusilado por salvar a sus amigos de una muerte segura, que por las gestas bélicas que realizó . Como comprenderéis enseguida, esto lo tuvieron siempre oculto, fue un secreto del que yo me enteré por un hecho extraordinario. Es lo que me hace estar orgulloso de mi padre, de llevar su misma sangre, y por lo extraordinario del tema, lo cuento a ustedes.

Había regresado yo de Venezuela con mi prima, de la que ya me habeis oído hablar, era mi tutora, vivíamos en una casa propiedad de mis tíos en San Sebastian, donde encontré la cartera, ¿Recordáis?...jajaja mi tia, madre de mi prima, era hermana de mi padre y me habían adoptado tras la muerte de este, de ello ya os he hablado en otras entradas así que no me voy a repetir.

Un buen día apareció en nuestra casa de San Sebastián, muchos años después de terminada la guerra, un hombre joven, preguntando por mi, dando mis nombres y apellidos y muchos otros datos que tenia de mi, yo tendría unos 10 años creo, y estaba muy temeroso porque el ambiente era muy serio y eso podría presagiar paliza, aunque no tenia ni idea de haber hecho nada malo, pero no, no podía estar mas equivocado, ese hombre se emocionó al verme y empezó a hablar con tanto respeto y admiración de mi padre que yo estaba muy conmovido escuchándolo, también mi prima, el muchacho lloraba emocionado mientras hablaba. La verdad es que yo estaba muy excitado sin saber muy bien que sucedía ni que hacia allí ese hombre tan emocionado...

Nos contó, que en el lecho de muerte, su padre le había hecho prometer que me encontraría donde estuviera viviendo para agradecerme en su nombre el que mi padre le hubiese salvado la vida a el y por lo visto a muchas personas mas, a riesgo de que le descubrieran y fuera fusilado por traidor o algún cargo por el estilo, supongo, y poner a mi entera disposición sus bienes si yo estuviera necesitado!!!. ¿No es increíble? Tantos años buscándome para cumplir un mandato de su padre moribundo!

Nos contó que junto con bastantes personas, estaba el padre de este muchacho en un campo de prisioneros, eran de la misma ciudad que mi padre, muchos de los prisioneros eran sus amigos, pero les había tocado pelear en bandos contrarios, la guerra les había pillado a unos en un bando y a otros en el contrario, un grupo fueron juzgados y condenados a ser fusilados al amanecer del día siguiente, entre ellos el padre de este chico.

Mi padre se enteró por varias esposas de estos hombres que le fueron a suplicar ayuda y decidió hacer lo que fuera para ayudar a sus amigos a escapar de una muerte segura. ¿Te imaginas el compromiso de mi padre, lo que tuvo que sentir en su interior para arriesgarse a tomar la decisión de ayudar a sus amigos condenados a muerte arriesgando conscientemente su vida y su honor? Si lo agarraban, seria un traidor y por ende, fusilado de inmediato.

Se me han olvidado muchos detalles, el caso es que mi padre se las arregló como fuera y sacó del campo de prisioneros a un grupo de los condenados a muerte, todos los que pudo, los escondió en el interior de unas tumbas que tuvieron que compartir con los muertos, en un cementerio no muy lejano del campo, adonde previamente había llevado comida y agua, ya que quizá tendrían que aguantar varios días escondidos sin salir de las tumbas hasta que mi padre viera que estaba libre el camino y los pudiera conducir a salvo, por lo visto estuvieron cuatro días, mas de lo que habían calculado en un principio, durante los cuales mi padre, por la noche, les llevaba alimentos y los tranquilizaba informándoles de la situación.. Finalmente los salvó a todos.

Por lo visto, esto lo repitió varias veces en campos distintos, los campos de prisioneros cambiaban de un sitio a otro dependiendo de la situación del frente de batalla , aunque otros eran permanentes. La mayor parte de estos hombres y mujeres, estuvieron escondidos hasta que terminó la guerra, en casa de familiares o amigos.
Bueno, ahora ya sabéis de donde salen los genes tan especiales que yo tengo, entre los que no había ninguno portador de modestia...jajajaja
Descansa en paz, papá.

46 comentarios:

tia elsa dijo...

Que recuerdo maravillos Genín como no estar orgulloso de tu padre, se sacrificó y dió su vida por sus amigos, que grande! Tienes una historia de vida digna de escribir un libro, con todo lo que has escrito en tu blog bien podrías comenzar a darle forma, animate! te mando un cariño grande tía Elsa.

Abuela Ciber dijo...

Precioso homenaje has hecho a tu padre, se entiende lo orgulloso que estás de él.
Recuerdos así son gratos atesorar.
Saludos

Lena dijo...

Bella historia, Genín.

Tienes muchos tesoros en tu haber.

Gracias, otra vez, por compartirlos.

Me haces sentir parte de tu familia...como una prima/sobrina lejana a la que no conoces pero con la que te escribes cartas.

Eso es lindo.

Un abrazo!

TORO SALVAJE dijo...

Qué orgullo debes sentir por él.
No es para menos.
Arriesgar su vida por la de otros sólo puede hacerlo alguien portador de hermosos valores.
Que descanse en paz.

Saludos.

mariajesusparadela dijo...

Al fin, un ser humano que se comportó como tal con otros seres humanos. Lástima que eso no sea habitual en las guerras, donde prima el odio y la venganza.
Enhorabuena por los genes.

Moïra dijo...

Genín, es precioso lo que has escrito.

Ante todo decirte, que aunque tu creas que soy un chiquilla alocada, puedo hablar de cosas serias, jejej, y también pensar en cosas serias. T historia me ha recordado a Mi Abuelo Ramón (por eso mi perro se llama aasí), al cual yo no conocí porque murió muy joven, pero del cual mi madre habla muchísimo. También se pasó un montón de años en el frente, creo que en Táber. Mi abuela conserva todas las cartas de amor que se mandaban, mi madre conserva todos sus recuerdos, lo buen padre que era y lo cuenta siempre casi llorando. Yo...sin haberlo conocido, le echo de menos!

Gracias por compartir todas estas cosas, y...ya sabes, nos mandamos un mail pronto!!!!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Maravilloso. Has hecho muy bien en recordar la memoria de tu padre. Un abrazo.

Rosa dijo...

Ya vemos a quien saliste, noble y valiente como tu padre. Un abrazote

Cookie dijo...

lei el post anterior (el de la cartera) y este.
Tienes los genes nobles de tu padre, con modestia o sin modestia, que mas da!
Es un hermoso homenaje que le haz hecho a tu padre, seguramente el orgullo que sientes por el es reciproco.

buen fin de semana

Claudia dijo...

Amigo,
cuanta emoción en esto que nos cuenta.

Pensaba que todos los padres, tienen algo de heroes. tardamos en darnos cuenta a veces. Los que vivimos con ellos, los que los tuvimos cerca, empañamos ese heroismo con las tonteras cotidianas. igualmente, si uno repasa la vida que tuvieron, aunque no hayan portado fusil, han portado palas, o herramientas de trabajo...han portado enseñansa... han portado vida.
Me ha tocado especialmente su post, ya que hace 10 dias se ha ido mi heroe y lo extraño...me duele el alma.

Un abrazo y, coincido con Tia Elsa... debería recopilar sus escritos.

Otto dijo...

Yo insisto: tu vida es como para hacer una película!

Lo que hizo tu padre le engrandece y lo eleva como ser humano... Y que bueno que sus genes se han transmitido a dos generaciones más!

Un abrazo!

Mariale divagando dijo...

Es comprensible que seas como eres.

Dices que era buen mozo, entonces por eso saliste tú tan guapo.

Y además era valiente y noble, y tú heredaste ambas características multiplicadas!

Genín dijo...

Tia elsa:
Verás amiga, en la medida que pasa el tiempo, uno se siente calmado, dejando un poco, que le lleve la corriente en lugar de remar, porque me he pasado toda la vida remando, ahora solo quiero que me lleve la corriente, si la hay, sinó, me quedo placenteramente flotando a la deriva, pero sin angustias, sin prisas, con emociones, sin obligaciones, no planifico, para que? Voy a impulsos y ahora estoy en uno grande inmenso: Vivir lo que me queda en paz.
Besos

Abuerla:
Mas bien, pretendía airear unos hechos que habiendo estado tantos años ocultos, de los que siempre me he sentido orgulloso.
Besos

Lena:
Cualquier pariente, prima no eh?...jajajaja Me dan yuyu las primas aun hoy dia...jajajaja
Mejor como lo que somos: amigos.
Besos

Toro:
Si, orgulloso y mucho lo estoy, sobre todo por lo que dice esta historia de el, nada de héroe de oropeles, a el eso le traía de sin cuidado, era lo que conocían todos los demás, y lo que en cierta manera le permitió carta blanca para ayudar a los demás, a el nadie le pedía documentos ni pases, iba a donde quería y como quería, eso es lo que tanto admiro de el, lo que verdaderamente le importaba, eran sus convicciones, por las que arriesgaba doblemente la vida. Ya ves, al final murió por no haber antibióticos ¡Que mierda, amigo!
Salud

mariajesusparadela:
Tienes razón, no debería ser un hecho destacable, solo una anécdota, lo que lo hace destacar es la escasez de seres humanos como el.
Besos

Moïra:
jajajaja No nena, yo no te tengo por alocoda...jajajaja Al contrario, me encanta como piensas, como actúas, y como te tomas la vida, cada vez que te leo, entra un aire de frescor en mi espíritu!
Se me ha olvidado lo del correo, te lo mandaré si no se me vuelve a olvidar...jajajaja
Besos

Fernando:
Gracias, se lo debo, y mucho mas que eso, imagínate, le debo hasta la vida...!
Salud

Rosa:
¡Tan bella!
Si, tienes razón, tengo buena materia prima, porque mi madre no se quedaba atrás...jajajaja
Besos

Cookie:
Es curioso lo que has dicho, mucha gente ante dificultades le rezan a Dios o la Virgen, yo siempre le he contado las cosas a mi padre, y siempre he sentido si presencia positiva, cálida en mi vida, incluso, muy recientemente.
Besos

Claudia:
jajaja Que bueno leerte!
Andas medio perdida!
Tienes razón, fíjate que para hacer lo que yo creo que es lo mas bello que se puede hacer en la vida, salvar vidas ajenas, en medio de una guerra, mi padre no usó mas armas que su inteligencia, su valor, y la amistad, ni un fusil o pistola necesito para eso.
Besos

Otto:
Bueno pana, date cuenta que en los episodios que narro, el merito es el de mi padre, yo nada tengo que ver, bi un solo gramo de merito es mio, las toneladas son en exclusiva de el.
Pero tienes razón, mi padre dejó su semilla, esperemos que le honremos todos, por ahora va bien la cosa...jajajaja
Un abrazo

yraya dijo...

Genín, debes estar muy orgulloso de tu padre, una persona, pero sobre todo una GRAN PERSONA, jugandose su vida por salvársela a los demás.
Cuando leo la edad en que murió..., y con un hijo, que fuerte, que drama más grande.
Tengo que ir a tus post anteriores e ir leyendo poco a poco tus escritos, me interesan un montón.
Oye, no has pensado nunca en escribir tu historia?? te lo digo en serio.
Un abrazo y salud

Ahhhh, se me olvidaba, ya fue la gran "paellada"???como no has colgado nada

Marsu dijo...

Genin, qué te puedo decir, cada uno de los personajes de tu vida ameritan ser parte d euna novela.
Que orgullo de padre!

NuriaBadilla dijo...

Genín.
Disfruto tanto leyendote! Es increible!!!!

Le comentaba a mi esposo de tu blog, de cómo es documento precioso.

Bueno, dicen que hijo de tigre...

Y nunca hablaste con otro de los que tu papá ayudó.

Rossy dijo...

Definitivamente lo que se hereda no se hurta, querido Genín.

Que fabulosa historia, y que gran ser humano tu papá!

Besos!

abuelotellez@gmail.com dijo...

Es magnifico recordar el parabien de los hechos realizados por tu padre con esos amigos, eran unos tiempos muy dificiles.Mi enhorabuena a ese padre y a ese hijo por tener un buen padre.
Saludos.

Genín dijo...

Yralla:
Si estoy muy orgulloso de mi padre, aquí he citado esto, oero en su corta vida realizó hechos encomiables, pero no creas, a mi me da vergüenza hablar de cosas intimas, y tengo que hacer un esfuerzo para contarlas, sobre todo cuando aparezco yo.
Yo no tengo talento para escribir un libro, además, no creo que fuera tan interesante como muchas pensáis...jajajajaja De verdad!
La paella la suspendimos, se empezaron a torcer las cosas, gente que no podía en esa fecha, en fin, pensamos que era mejor posponerlo. Haremos otras y lo contaré!
Besos

Marsu:
A veces pienso que los personajes lo meritaban si, unos por excelentes y otros por grandes HDLGP...jajajaja
Besos

Nuria:
No, nunca, parece ser que hablaron con mi padre después de la guerra, eran amigos, incluso a algunos les consiguió trabajo, pero este fue el único caso que me buscaron a mi, ten en cuenta que yo viví fuera de la ciudad de mi padre después de su muerte, lo cuento por lo extraordinario que fue que ese muchacho quisiera cumplir con la promesa que le hizo a su padre.
Al lado de mi padre, yo soy gatito...jajajaja
Besos

Rossy:
Si, cuando murió para la familia y amigos fue una gran tragedia, era muy popular y querido por todos.
El entierro fue como si se hubiera muerto un personaje famoso, nadie recordaba una multitud tal por las calles, tuvo que intervenir la policía solo para acordonar el féretro y que no hubieran problemas.Pilló de sorpresa a la familia, nadie sospechaba que viniera tanta gente.
Besos

Abuelo:
Si, si alguien lo puede saber bien, eres tu. Mi padre se jugó el bigote bien jugado, mas de una vez, aparte de las trincheras.
Salud

América dijo...

Querido amigo hermosa historia y homenaje,quedo conmovida por el relato y los detalles,esas son las historias reales que superan la imaginacion de cualquier escritor,historia real,donde seres humanos sufrieron heridas en sus carnes y en su alma.

Homenaje merecido,el orgullo de un hijo que siempre guarda en su corazón el recuerdo mas hermoso que se pueda tener.

TIENES LOS GENES DE TU PADRE!,claro !!!!!! y un corazón que late por la vida y para la vida,un honor poder leerte hoy mas que nunca.

Annick dijo...

Que increible historia , y que lastima que se fuera tan joven y no haya disfrutado de su presencia.
Pero esta alli para la memoria.

Saludos desde Malaga.

Gatadeangora dijo...

¡¡Ay ya decia yo que eras especial!!!. Y es que los genes no mienten, de tal palo tal astilla.
No me extraña que a tu padre le dieran medallas y tuviera tantos amigos pues era tan buena gente que se merecia todos los homenajes del mundo.

Muchos besitos rey

Ego dijo...

Que descanse en paz. Y que siga viviendo en tu memoria. Es hermoso admirar a un padre, ya que todos no son de admirar. En eso yo también he tenido mucha suerte.
Un bexo

Luna Azul dijo...

Hola Genín: Claro ahora me lo explico, de tal palo tal astilla.
Precioso homenaje y digo yo y me repito ¿por qué no escribes tus memorias? Son geniales todas tus vivencias. Muchas gracias por compartirlas.
Un abrazo.

neurotransmisores dijo...

También en plena guerra se pueden hacer actos de paz.

Saludos.

Airblue dijo...

Lo dicho, eres un libro abierto lleno de historias preciosas y algunas no tan preciosas, pero llenas de recuerdos que compartes con nosotros. Tienes un gran corazón, Genio, cómo me gustaria sentarme a tu lado con un cafetito y oirte hablar.... quizá algún día tenga esa suerte.

Supongo que estarás bien de salud.

Genín dijo...

America:
Fueron tiempos muy difíciles, y la decisión que tomó mi padre, que fue el camino mas difícil, me llena de orgullo, como hijo y como ser humano.
Besos

Annick:
Si, hay muchas historias increibles que se van atenuando en el recuerdo con el paso del tiempo, algunas como esta es necesario recordarlas.
Besos

Gatita:
Tengo suerte de haber tenido un padre tan decidido a tomar el camino mas difícil y llevarlo a cabo con éxito.
Besos

Ego:
Si, estoy seguro de que ha descansado en paz, si no lo hace el ¿Quien lo hará?
Besos

Luna Azul:
jajajaja Vivencias tengo muchas porque mi vida y la de quienes me rodearon ha sido movida e intensa. Pero dudo que tenga talento para escribir un libro.
Besos

neurotransmisores:
Si, e incluso darle mas importancia a la paz que a la guerra, totalmente de acuerdo.
Salud

Airblue:
A mi seria algo que me encantaría, un verdadero lujo, un honor, amiga.
Besos y salud

Lidia M. Domes dijo...

Qué bien que te hayas enterado...

Me alegro, porque te merecías saber, y disfrutar de esos valores, el legado de tu padre!

Abrazos,

Lidia

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Querido genín, es para hacer una peli, esto que hacía tu papá...qué grandioso!!!

Imagino tu carita frente al joven que te buscó tanto tiempo!!!
Y los cientos que tu papá salvó... en cada familia que hoy, gracias a sus principios de verdadera solidaridad, hoy siguen con sus vidas.

No olvidar. Ese es el punto.
Y no olvidar esto de agradecer.
Cosa tan común en los mortales...
besitos!

Angus dijo...

Una historia como tantas de nosotros... triste, épica, bellísima. Un hermoso homenaje.

Lisa dijo...

Genín, estas historias me duelen mucho cuando las escucho de personas desconocidas, pero ya saberlo de alguien querido me supera.Tantas vidas truncadas en plena juventud¡Cuantos horrores cargamos a nuestra espalda! Es un honor saber que tu padre fue una persona valiente y honorable que dió la vida por el bien de otros, pero a la vez que injusto para ti y para tu madre. Un beso gande y Salud

Genín dijo...

Lidia:
Bueno si, yo sabia muchas cosas de mi padre porque me las contaba mi tía, su hermana, que lo admiraba y quería mucho a su hermano pequeño, inculcandome a mi mucho amor y admiración por el desde muy pequeñito.
Besos

Ferípula:
Si, es cierto, con esas aventuras podría salir una película muy interesante, porque fue muy emocionante todo el camino hasta que los logró poner a salvo, con infinidad de anécdotas y problemas que solventar.
Besos

Angus:
Gracias por la visita.
Y si, así es, son trozos de nuestras vidas, que de repente recuerdas y como yo, te apresuras a contarlo para que sepa quienes eran esas personas.
Salud

Lisa:
Si querida amiga, tienes razón, pero así es la vida, nadie hubiera pensado que un hombre fuerte de 1,90 sano se fuera a morir a los 26 años por unas heridas que había recibido hacia años, y simplemente porque en este país, en la posguerra, no había penicilina para cortarle la infección, por lo visto.
Pues fíjate que diferentes hubieran sido las vidas de mi madre y mía, pero claro, esto es hablar por no callar, nada depende de nosotros.
Besos y salud

Paqui dijo...

Una historia preciosa, Genín, el titulo del post perfecto, "Mi padre: Mi héroe..." y ahí quedan esos puntos para seguir..., buen amigo, buena persona, etc. Los genes ahí están y tú los has heredado, lo de héroe, no lo se, jeje, pero sí lo de buena persona y amigo, solamente hay que verlo.
Bonito homenaje al recuerdo de tu padre.
Que tengas buena semana
Un abrazo

^lunatika que entiende^ dijo...

Yo de mi padre no tengo ninguna historia de heroicidad... Pero sé que lo fue. Al menos, fue lo suficientemente valiente como para luchar por sus hijos toda la vida...
Me lo has recordado y para mí, recordar a mi padre es como un pellizco en el corazón.

Enhorabuena por haber tenido un padre así.
Un beso.

Bowman dijo...

De tal palo... tal astilla.

Sonará raro, pero gracias a estos ejercicios de Memoria Histórica ;-) estamos conociendo verdaderos héroes que nos hacen retomar la confianza en el ser humano. A tu padre (y a los padres de otros amigos, de los que tambien he ido conociendo historias parecidas) habría que hacer un monumento.

Yo casi derribaba el Valle de los Caídos y erigiría otro en honor a los hombres que evitaron que otros Cayeran y que Ayudaron a los demás a Levantarse.

Mi aplauso y mi abrazo

Genín dijo...

Paqui:
No, yo de héroe na de na, afortunadamente ni siquiera he tenido necesidad de demostrarlo...Espera...aunque...jajajaja
Besos

Lunatika:
Tienes razón, cuantos héroes y heroínas hay por todas partes tratando de alimentar y llevar a delante a su familia.
Besos

Bowman:
jajajaja Es verdad, afortunadamente hubieron mas casos como el que cuento, desgraciadamente eso no evitó que no hubiera tantísimos muertos innecesariamente.
Si, el Valle ese, para mi que sobra, yo me apuntaria a lo que dices...
¿Donde hay que firmar?
Salud

Natacha dijo...

Hola Genín, ¿Qué tal...? vendré a leerte con tranquilidad, ahora solo vine a dejarte un saludo tras mis vacaciones.
Un beso, cielo.
Natacha.

Ro dijo...

Hola Genín, me he emocionado al leer tu historia. Realmente es para estar orgulloso. Voy a buscar la entrada de la cartera que estoy un poco perdida...ya sabes, es lo que tienen las vacaciones.
Un beso muy fuerte. Me ha encantado volver a leerte.

Sara dijo...

Enhorabuena por ese padre maravilloso.
Bescos.

Abuela Ciber dijo...

ja ja te distes cuenta, claro son los años querido amigo ja ja.
Mirá que es muy común hoy en día entre las féminas je je!!!!!
Y mientras el cuerpo aguante!!!!
Esta generación vino con tantos chichitos que ni te digo!!!!!

JA ja!! riámonos y poco amigo si!!!!
Cariños

Waiting for Godot dijo...

Ah pero que bonito!
Gracias por compartir la historia. Besos.

Genín dijo...

Natacha:
¡Parece que fue ayer cuando te fuiste de vacaciones!
Espero que lo pasaras bien
Besos

Ro:
Hola!
No te preocupes, enseguida te pones al dia!
Me alegro que te guste la historia de mi padre.
Besos

Sara:
Gracias, es para estar orgulloso de el.
Besos

Abuela:
Si, amiga, reirnos es muy importante, si empiezo el ria riendo ya todo lo veo luminoso!
Besos

Waiting:
Si, ya se que estas historias te gustan, me alegro mucho.
Besos y salud

Kim Basinguer dijo...

No me extraña que te sientas orgullaso de llevar su mitad dentro de ti.

Antonio dijo...

Que grato es poder leer una narración de un hecho histórico y relevante, imagina al punto donde los seres humanos de bien logran estas hazañas a costa y riesgo de la vida por realizar estas gestas heroicas con sus amigos.
Bien por ti y el orgullo que emana por tus poros al contarnos estos actos muy valerosos de tu Sr.padre.
Un gran abrazo Genín.

Angélica dijo...

¿Así que no había ningún gen de modestia? ¿por eso se llama Genín?

Me encantó el relato. Es muy bello lo que hizo tu padre Geny, no cualquiera tiene la valentía de hacer algo así, so pena de muerte. Sin duda tu papá era un gran hombre.

Felicitaciones por su pá.

Besos querido amigo.

Alleta dijo...

No se porque yo no habia leido este post. que belleza, me emocione mucho leyendolo. Eres muy especial Genin y que orgullo ese padre tuyo! Que valiente!!!