domingo, 5 de julio de 2009

En el hospital


Me llevaron rápidamente para el hospital, hubiera podido llegar antes porque se habían estado peleando los de la ambulancia con los hermanos que ya habían contratado un taxi y no querían perder mas tiempo porque estaban convencidos que me desangraba y me querían llevar cuanto antes a Urgencias, finamente los de la ambulancia, sobre la marcha, les convencieron de que el doctor me tenia que poner plasma inmediatamente en la ambulancia y salimos zumbando para el Hospital que no quedaba lejos.

En Urgencias, cuando me pasaban a la mesa del quirófano, recuperé un instante el conocimiento, y llamé a una doctora que conocia," mira, le dije, no hagan caso a mis interiores, no es sucio, es que se me tiñeron en la lavadora porque la señora metió los interiores con un pantalón azul, pero no es sucio es desteñido ¿O.K?" y perdí el conocimiento tranquilo porque ya no iban a pensar que era un sucio...jajajaja "Esa frase se hizo famosa en el Hospital y se comentó por mucho tiempo, con la consiguiente tomadura de pelo por los compañeros, y los médicos que al verme me decian ¿Que Javier, llevas los interiores desteñidos o es sucio" jajajaja

Estuvieron horas operandome, sobre todo, por lo visto, el craneo lo tenia muy dañado y se me habian metido piedritas del rio, les costó mucho tiempo limpiarlo todo. En días siguientes volvieron a operarme, yo no me enteré de nada, habia perdido el conocimiento y tardé muchos días en recuperarlo, por lo visto llegaron a preocuparse mucho, porque no respondía cuando me querían despertar. A veces pienso que el estar algo pirado con los tornillos flojos, viene de ahí...jajajaja

Un buen día, me despierto (Eso creí yo, pero seguía sin conocimiento) y me di cuenta que estaba en el techo de la habitación mirando hacia abajo, veía a los doctores a mi alrededor operando mi cabeza que estaba totalmente abierta y roja como una sandia, yo les hablaba pero no me hacían ningún caso, es mas, no se daban cuenta de que yo les miraba y les hablaba desde el techo, al cabo de un rato, alguien dijo que desconectaran la maquina porque yo había muerto, yo les gritaba que no, que estaba vivo, pero nadie me hacia caso, enseguida sentí una agradable sensación. sumamente placentera, y me encontré caminando por una especie de túnel de forma cilíndrica, como hecho de nube, de algodón muy banco y con mucha luz, sobre todo al final, la luz era muy intensa, y yo me encontraba muy feliz caminando y tratando de llegar al final porque cuanto mas avanzaba mas felicidad y placer sentía...

Siempre pensé que había tenido un sueño, y nunca se lo comenté a nadie, hasta que un dia en televisión, vi un programa en donde hablaban de casos muy similares al mio, contaban cosas muy parecidas a lo que a mi me había sucedido en el tunel famoso de luz, de gente que se supone habían estado muertos o en el umbral de la muerte y habían vuelto a la vida regresando del túnel. Mi impresión fue muy grande y desde entonces devoré cuanto libro sobre el tema cayó en mis manos. Uno que releo con frecuencia es "La muerte: Un amanecer" de Elisabeth Kübler-Ros, el cual recomiendo. Gracias Silvia, por habermelo prestado, te lo cuido...jajajaja

Pero nunca llegué al final del túnel, lo próximo que recuerdo es que abrí mis ojos y me encontré con los de ella que me sonreía dulcemente al tiempo que llamaba a la enfermera, nunca se me olvidará esa mirada, creo que nunca nadie me miró con tanto amor en el resto de mi vida, y en ese mismo momento me sentí enamorado hasta las trancas. Yo había jugado y bromeado con ella en casa de los Acuña, era una amiguita de la familia de unos 18 años mas o menos, una preciosidad de niña, claro que yo no la veía como niña, le había, y me había robado algún que otro besito, los hermanos me decían que estaba muy colada por mi, pero yo no les hacia caso y la trataba como si fuera mi hermanita pequeña aunque yo le llevara como mucho cuatro o cinco años, pero en aquella epoca yo trataba a las mujeres como amigas, para nada buscaba el famoso amor, solo tenia relaciones esporádicas y todas de indole superficial.

Me dijeron que había estado cuidándome desde hacia unos veinte días, no recuerdo bien, mientras yo habia estado sin conocimiento, en coma, apenas iba a su casa a ducharse y cambiarse de ropa, el resto del tiempo permanecía cuidándome, y pasaba toda la noche conmigo, en fin, yo de verdad que sentia un inmenso amor por ella, me acariciaba con mucha delicadeza y amor, me limpiaba con mucho cuidado porque estaba lleno de heridas que estaban cicatrizando, y cuando le dije lo mucho que la quería y le expresaba mi agradecimiento por todo lo que estaba haciendo por mi, sin importarle quien estuviera en la habitación me besaba en la boca con gran dulzura y delicadeza, eso que ahora a cualquiera le puede parecer normal, no lo era en aquella época, solo las prometidas a punto de casarse besaban a sus novios en publico alguna vez, pero con discreción.

A pesar de mis heridas, yo era muy feliz, lo que no sabia en aquellos momentos es que gran parte de esa felicidad y amor inmenso que sentía, era producido por las dosis de morfina que generosamente me administraban para combatir los dolores que tenia, junto con varias tortillas de pastillas y el suero aquel milagroso en vena que tanta dulzura proporcionaba a mi vida...jajajaja

Así que mi enamoramiento no era tal sino que estaba drogado día y noche. En la medida que fueron los días transcurriendo y yo mejorando, la morfina se fue reduciendo, y con esa reducción, también se reducía mi amor, que ya no lo era tanto, pero si cariño, y mucho agradecimiento, esos dos sentimientos no cambiaron nunca, y al final cuando me dieron de alta, no sentía por ella la misma simpatia de antes del accidente, creo que era algo mas intenso, pero, claramente, ella si estaba enamorada hasta las trancas. ¡ Que buena vaina!

No me querían dar el alta, me dijeron que todavía tenia para bastante antes de recuperarme, pero con mi amistad y la influencia de mi laboratorio, logré convencerles y me fui para Caracas, a mi casa me llevó un colega que, ahora, desde hace años vive en España, somos como hermanos, al llegar a mi casa y tocar el timbre, abrió mi vieja, reconoció y saludó a Antonio, pero a mi durante unos segundos, no me reconoció, de repente, se puso histérica gritando "Genín, que le han hecho a mi Genin, me lo han matado", y miraba a mi amigo como culpandole al pobre de mis males, pobrecita, nos costó mucho calmarla, no me extraña que la pobre no me reconociera, yo tenia deformada la cara, hinchada, con suturas por todas parte, gasas, la cabeza con vendajes.

A mi, se me había olvidado que no había contado nada en casa sobre mi accidente, y había prohibido que les contaran nada, en aquellos tiempos sin teléfonos móviles ni nada por el estilo, y en el interior, las comunicaciones no eran fáciles, los teléfonos no eran automáticos y había que pedir conferencia entre una y otra ciudad, a veces, habia que esperar horas, por lo que no era de extrañar que te comunicaras por teléfono una vez al mes o mas, por eso mi familia no se había extrañado de mi falta de comunicación, así que cuando mi vieja salió del trauma de verme así y se calmó , tuve casi que salir corriendo no fuera a ser que me diera mas golpes de los que me había producido en el accidente...jajajaja
Debo reconocer, que sigo igual, no me gusta alarmar cuando tengo alguna dolencia.

Cuando regresé ya repuesto a Cumaná, pregunté por la niña del cuento amoroso, los muchachos me dijeron que sus padres la habían mandado a vivir con una tía que tenía en Mérida, me llevé un disgusto, yo había decidido que iba a salir con ella, y seguramente, con un poco de suerte, pensaba yo, me enamoraría de verdad de ella, o quizá ya lo estaba, pues no había día que no pensara en ella, y la historia tendría un final feliz, no fue así, nunca mas la volví a ver.
Intenté en mas de una ocasión dar con ella, pero no lo logré, la verdad es que con tanto trabajo que tenia, la vida tan agitada que llevaba, hizo que cayera en el olvido.

Años mas tarde me enteré que a mi salida del hospital, habían hablado con ella, y con sus padres, contándoles que yo no estaba enamorado de ella, que fue cosa de las drogas, en fin, un poco la verdad que ellos y yo creíamos, ella estaba desconsolada, decía que tenia que casarse conmigo, que me amaba, que nos habíamos prometido, por eso decidieron mandarla lejos. Nunca entendí porqué no me llamó por teléfono, yo no tenia el suyo ni me lo dieron cuando traté de obtenerlo, fue una vez mas en mi vida, caer en la situación de que alguien decide que es lo que me conviene, de la misma manera que me han tenido apartado de mi madre y hermanos durante 60 años, espero que sea la última vez, aunque ya no me queda mucho...

45 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

ufff, Genín, tus historias son impresionantes. tienes para escribir una biografía increíble. un abrazo.

Antonieta H. dijo...

:O así que lo del túnel es verdad? yo lo había escuchado y pensaba que era broma, chamo tu te salvaste de vaina, no era tu momento.

Mariale divagando dijo...

Ok, Ok, respirando profundo haré a un lado los celos, para poder sentirme agradecida por la chamita que te cuidó :-P

Abuela Ciber dijo...

Pues con este post confirmas lo que te decía, tienes temas de más para comenzar a escribir.
No se puede negar que has tenido una vida muy movida.

Cariños

Genín dijo...

fernando:
Supongo que estas cosas le habrán pasado a mucha gente, pero tanto como paa escribir una biografia no creo...jajaja
Salud

Antonieta H:
jajajaja Eso mismo dije yo cuando vi el programa en la tv, yo pensé que había soñado, pero por lo visto estaba andando para el otro lado...jajaja
Besos

Marialita:
jajajaja Eres mala burlándote de mi...jajajaja
Si que me cuidó bien, la pena es que la pobre sufriera...
Besos

Abuela:
Me he movido bastante, eso ocasiona muchas anécdotas, además siempre he sido, y soy, muy inquieto e inconformista.
Ya estoy escribiendo aquí, para que mas ¿No?
Besos y salud

TORO SALVAJE dijo...

Qué historia Genín!!!

Creo que te fue del canto de un duro... menos mal que volviste.

Saludos.

Otto dijo...

Menos mal que no seguiste la luz! jajaja...

Y cuando te pregunten si tienes un tornillo flojo, le dices "no, son piedritas de río!" jajajaja...

Y bueno, esto de los amores es un asunto raro. No la has buscado por el facebook? a lo mejor la consigues!

Un abrazo!

Rosa dijo...

Genín, que cantidad de cosas te han pasado, espero que todo lo que escribes lo estes archivando porque da para un libro. Un abrazote.
PD menos mal que los medicos en Venezuela siempre han sido buenos, hasta en los pueblos (modestia aparte jajaja)

Chaulafanita dijo...

Pobre Genín! No sabía que habías estado en coma. Eso del tunel y la luz ahora es algo muy conocido ahora. Tu nunca preguntaste a los doctores si de verdad habían tenido esos diálogos? Sería interesante saber que realmente ocurrió. Con respecto a la nina enamorada, ay me dió pena porque esas historias de amor sin final me parecen más trágicas que incluso cuando le propia muerte está de por medio. Me encanta leerte, muchos besos. J.

Rossy dijo...

Genín, me transportaste a una historia llena de realismo mágico, cuantas cosas para contarnos!

Que pena la niña enamorada sola, y que bueno que los médicos te atendieron tan bien!

Un abrazo!

Genín dijo...

Toro:
Es que fíjate tu como puede perder uno la vida en un segundo, sin comerlo ni beberlo, pero ya sabes:"Mala hierba nunca muere!jajaja
Salud

Otto:
Coño pana debe ser abuela por lo menos...jajajaja
Y recuerda que nunca segundas partes fueron buenas...
Salud

Rosa:
No archivo nada, pero bueno, aquí queda para los restos, por eso es mi herencia...jajajaja
Y si, los médicos venezolanos, al menos, antes eran buenos, ahora no se como sois, dímelo tu...jajajaja
Buenisimos seguro...jajaja
Besos

Chaulafanita:
Si ahora es muy conocido, ya hace tiempo, por eso lo cuento, pero antes no, no se hablaba de eso, ni yo lo hice hasta muchos años después.
Si, pobrecita, me dolió mucho y me acuerdo con frecuencia de ella.
Yo creo que estuve mas que en coma, en punto y coma...jajajaja
Besitos

Rossy:
Si, es que cuando uno se acuerda como yo lo estaba haciendo parece que lo vuelve a vivir por eso se escribe con tanto realismo.
Si, fue una verdadera lástima, pero ya sabes como es a vida, espero que fuera muy feliz.
Besitos y salud

baueloAndrés dijo...

Que malas horas tuviste que pasar en aquellas horas de traumas, ah, gracias que advertiste que aquella ropa estaba limpia, solo fue el tinte quien la puso fea.
Yo me alegro que todo pasara y que ahora lo estes contando.
Saludos Genín.

Cookie dijo...

pero que historia hombre!!

se ve que no era tu momento de irte de este mundo


saludos

Abuela Ciber dijo...

Genin:
Lo de escribir es en serio.
Te expresas bien, tienes palabras a montones , además has llevado una vida poco típica, con aventuras por doquier, vamos hombre!!! con menos muchos han editado.

Cariños

Marsu dijo...

que loco!

Gatadeangora dijo...

Jajajajaja tú con los sesos fuera y preocupandote de la ropa interior jajajaja, eres la monda. Sobre lo de que te falta un tornillo creo que lo que te sobra son piedrecitas de rio jajajaja.
Entonces si has ido por el tunel es que has estado mas pallá que pacá...¡¡menos mal que diste la vuelta!!...porque si no ¿quien nos iba ahora a contar todas estas cosas tan interesantes?.
¡¡Ay!! la niña enamorada...¡¡pobre mia!!que mal lo tuvo que pasar.
Es que eras(eres?) un ligón, sin tornillo, sin seso, sin oreja...sea como sea te las llevas a todas de calle jejejeje.

Besitos

Lisa dijo...

Esto hay que leerlo de nuevo.Mañana en cuanto me tome el café vuelvo.Besitos

Genín dijo...

Abuelo:
Los sufrimientos de esas situaciones, al cabo del tiempo se olvidan y solo quedan como un recuerdo grato por haberlo sobrevivido.
Tuve suerte
Salud

Cookie:
"Mala hierba nunca muere"...jajaja
Besos

Abuela:
No, mujer, para escribir hay que tener talento para ello, y de verdad que yo no creo tenerlo.
Gracias por pensar así.
Besos

Marsu:
¿Yo?
Loco estaba el que no puso los avisos de que no había puente y no hubiera pasado nada...jajaja
Y las cosas del destino, no se controlan, no es locura.
Besos

Gatita:
Tu ten en cuenta que a la niña me la encontré allí cuando abrí los ojos, yo no hice nada, pero si fue una pena, una de las muchas veces que pudo cambiar la vida por un solo detalle.
No, los sesos, afortunadamente, nunca estuvieron fuera, solo se veían y eran muy monos, pero había que limpiarlos...jajaja
Que va, yo nunca he sido ligón, lo que pasa es que era fácil de ligar, como ahora...jajaja
Besos y salud

Betty dijo...

sacaron piedritas del río en el cerebro?? y con todo lo que cuentas además, realmente sos único querido Genín!!

vamos a tener que mandarle un mail a Marce, diciéndole que escriba sobre tu vida, ya que seguramente va a ser un best seller jaja

me río , pero todo lo que te pasó no tiene nada de gracioso, afortunadamente lo puedes contar.

un abrazo!!

Waiting for Godot dijo...

Lo del accidente sonaba terrible, menos mal que sobreviviste. Yo creo en que lo que es, es, y lo que no es, no es, lucho por lo que quiero y sino se da, entonces es porque no era y ya. No le doy mas vueltas a nada. Un beso.

Grupo de alumnos dijo...

pues si despues del castañazo ese sigues contandolo... aún te queda cuerda para rato jajajaja

abrazotes

Alleta dijo...

Genin, la verdad que a ti si que te han pasado vainas. jajaja!!!
Tu mas que un blog, lo que deberias es escribir un libro!
Lo del puente es terrible, lo peor es que eso mismo paso hace poco tiempo cuando se cayo el viaducto de la guaira. No tenian señalizacion y un carro se fue por el barranco. Pero ellos si que no vivieron para contarlo =S

PIER BIONNIVELLS dijo...

Por diosito..
Que historia hijo..
Yo lo de la luz al final del tunel lo he escuchado muchas veces.. más que todo a familiares que han estado a punto de morir..
Deberias escribir un libro.. me llenas con cada una de estas vivencias.. algo tristes pero con mucha alma..
Que tengas una buena semana.
abrazos.

Genín dijo...

Betty:
Si, como esa arenita de playa de río, con minusculas piedrecitas, pero no creas, me dijeron que tuve mucha suerte de que no se me clavaron, porque podría haber quedado mas loco de lo que estoy...jajajaja
Espero que estés mejor
Besitos

Waiting:
Es una buena filosofía la tuya, yo también, últimamente, trato de hacer lo mismo, pero no soy tan pragmático como para lograrlo siempre.
Besos

Grupo:
Coño!
¿Cambiaste de nombre?
Hacia tiempo que no escuchaba lo de castañazo...jajajaja
Ya sabes que mala hierba, nunca muere...
Salud

Alletita:
Es que soy mayor...jajajaja
Y he tenido un culo muy inquieto, si supieras las cosas que me han pasado,lo que has leido hasta ahora no es mucho...jajaja
Besos

Pier:
Si, lo del túnel se ha escuchado mucho, pero antes no, yo estuve años creyendo que había sido un sueño mas, y ahora lo he contado para dar testimonio de que eso sucede y es cierto, y estoy convencido de que no fue un sueño, fue otra cosa, lo que sea, pero no un sueño normal y corriente.
Besitos y salud

Ulysses dijo...

que historia, hay que tener los interiores limpios, no enamorarse drogado, no alucinar.
Muy entretenida historia.

Saludos

depiedraenpiedra dijo...

¡Qué preocupación con la ropa interior desteñida! y pobre amor el de la nena...
Esta parte de la historia me ha gustado más que la otra con la oreja por ahí danzando. Debe ser porque acaba mejor y no llegas al final del túnel.
Yo también creo que te da para escribir un libro, mientras te lo piensas, sigue contando cosas...

Marsu dijo...

Genin, a eso mismo me refiero.

Jerusalem dijo...

¡Madre mia que historia! La verdad que impresionante.
Antes utilizaban la morfina a diestro y siniestro...
Pero que triste que nunca más volvieras a ver a esa chica.
Besotes guapo

Lidia M. Domes dijo...

Hola Genín, extrañé estos días tus relatos...

He estado sin acceso a internet, y ahora de vuelta, trataré de ponerme al día...

Intenso el relato, y me da pena por la muchacha, no entiendo cómo no te llamó...

Abrazos!!!

Lidia

tia elsa dijo...

Ay Genín que historia, no salgo de mi asombro, todo lo que has pasado, y esa chica sería tu amor? nunca lo sabrás ni tu ni tus fieles lectores. Besos y me fascina tu vida, tía Elsa.

Genín dijo...

Ulyses:
Yo los tenia limpisimos, solo que con un poquito de azul desteñido, pero limpios.
Las drogas me las daban los medicos yo no lo podia controlar.
Salud

Depiedraenpiedra:
jajajaja Si en esta parte ya me habian pegado la oreja...
Lo de la ropa interior era producto del coma...digo yo...jajaja
No sabria escribir un libro...
Besos

Marsu:
Que parca en palabras estás últimamente, no seas tan tacaña porque no te entiendo...jajaja
Besos

Jerusalem:
Yo solo tomé Morfina aquella vez y hubo un plan para tomar sustitutos y no crear dependencia, afortunadamente yo no tuve problemas como otros...
Conocí otras...jajaja
No, en serio, tienes razón, fue una lástima.
Besos

Lidia:
Yo te echaba de menos...
Siempre he sospechado que alguna cosa hicieron para lavarle el cerebro, para hacer que se olvidara de mi, tampoco entendí porqué, yo estuve un tiempo sintiendome abandonado, y cuando eso pasa, aun ahora, tiendo a alejarme del todo, quizá pude haber hecho mas por encontrarla, ella conmigo lo tenia fácil y no lo hizo, aunque mi teléfono no lo sabia de memoria y pudieron haberle hecho desaparecer el papel con mi numero de teléfono, conmigo lo hicieron una vez, pero eso es otra historia.
Besos

tia Elsa:
Es indudable que yo la quise, ya ves que hoy en dia me sigo acordando de la historia, aunque fue breve, accidentada y yo no estaba plenamente consciente de mis actos, pero ya antes de ir al Hospital, nos gustabamos mucho, yo creo que era solo cuestión de tiempo...
En fin, la vida es así y da muchas vueltas...
Besos y salud

Abuela Ciber dijo...

Estimado amigo, de aquí al próximo invierno por ahí, hay tiempo de sobra para.....bueno que tu corazón vuelva a latir con mariposas y tengas quien cuide de tí.

Eso sí te deseo cuidados cariñosos...no por gripe eh!!!!!

Un poco de distención por acá, en mi entorno preocupacion por un compañerito de mi nieta mayor, el niño sufre de asma y esta en el CTI , ya fue opoerado de su dos pulmoncitos, no se sabe si algo tuvo que ver la gripe, pero si que estuvo llendo una semana a la sociedad médica (particular) y no le dieron la atención justificada.

Cariños

Antonieta H. dijo...

Gracias...si hoy es mi cumple, el 7 porque para ti ya es 8 :-P

ZARA dijo...

Tienes razón. Nadie ha de decidir por nosotros. Voy a buscarte en el Messenger y te contaré cosas de mi casa nueva.
Un (b)eso

Waipu Carolina dijo...

Vaya, al principio de la historia no sabía si era verdad o ficción. Increible!
Me encantan esos cuentos tuyos.
Y de verdad muchas veces deciden por ti lo que quieres en la vida, a mi también me ha pasado, sobre todo cuando vivía en Caracas más. Mi mami que es muy buena y todo, siempre se supone sabía que me gustaba o no...y aún me lo hace en la lejanía!!!!!!

Un abrazo

RECOMENZAR dijo...

Buenísimo
Tus historias me llevana desconectarme y eso es un montón para mí
Besos con flores hoy

Sylvie dijo...

Joder, vaya historia Genín!!!...menos mal que no te gustó el camino de la luz y te diste la vuelta!!!!!!!!...
Si es que sin conocernos aún, no podías arreartela!!!!!!!!

Qué bonita enfermera!!!!!

besitos.

Genín dijo...

Antonieta H:
Me enteré en un blog e inmediatamente fui a tu casa jajaja
Besos

ZARA:
Ya estuve en tu nueva casa, me gustó, yo el messenger ya sabes que no me conecto casi nunca...jejejeje
Besos

waipu:
Si, es que muchas veces se confunde la ficción con lo real, pero aquí nunca escribo ficción cuando hablo de mi.
Demasiadas veces deciden por nosotros "por nuestro bien" y muchas veces nos desgracian.
Besos

RECOMENZAR:
Mealegro mucho, es un elogio viniendo de una profesional como tu, de tu experiencia.
Gracias.
Besos

Sylvie:
jajajaja No claro, primero nos tenemos que ver y zamparnos una paella o mas, que eso llegará...jajaja
Besos y salud

Marsu dijo...

Si, ando monosílaba, de hecho en mi blog casi solo pongo musica nomas.,
Ah! y se te extraña por alla..
:(

yraya dijo...

Me he leído el segundo relato con el mismo entusiasmo que el primero, pena que el final feliz no lo hay sido del todo, por lo menos darle una oportunidad de conocer a la chica en condiciones, pero bueno dicen que el destino lo tenemos marcado...no lo sé.
Seguiré leyendo tus relatos, así que te pondré entre los que más frecuento.
Un besote

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

te aseguro que a mí no he pasado nada de esto. un abrazo.

Genín dijo...

Marsu:
jajajaja Ya te he ido a visitar, no habia ido porque el reader no me avisaba de que publicabas, no se porqué, así que debes ser mas generosa con las palabras, no son caras...jajajaja
Besos

Yraya:
Bueno, lo que no pudo ser con ella, lo fue despues con alguna mas, y solo cuajó con una que ahora está descuajada...jajaja
No se sabe nunca dondes estlo perdirable, así que por si acaso hay que pillarlo todo, aunque yo no lo hiciera del todo, ni lo haga...Me alegro que te entretengan algo mis post.
Besos

Fernando:
Bueno, pero te habrán pasado otras cosas, y te pasarán, que eres un chaval...jajajaja
Salud

Pablo J dijo...

Yo que pensé que había comentado aquí, y hasta salió en mis recomendados y no comenté.

Bueno, que te cuento, todas estas historias tuyas realment dan para una biografía de lujo Genín. Yo saldría corriendo a comprarla, te lo juro.

Que lástima lo de la chamita vale, pobrecita. A veces la gente cree que tiene derecho a juzgar y a mandar sobre la vida de los demás. Es indignante. Pero al menos ella te cuidó y te dio mucho cariño durante todos esos días que te hacían falta.

Que tengas un buen día ;)
Saludos!

Lidia M. Domes dijo...

Pacientemente espero tu inspiración para contar la historia del papel con el número perdido...

Un beso!!!

Lidia

Luna Azul dijo...

¿No has pensado nunca en escribir un libro sobre todas tus vivencias? Sería un éxito Genín, estoy segura.
Un abrazote