viernes, 27 de marzo de 2009

Madrid, y Ejercito 3

El sistema que se seguía en aquella base para organizar el dar de comer, era que cada semana se nombraba un oficial que era el total responsable de administrar el presupuesto para la compra de los alimentos, supongo que si sobraba dinero...¿Que haría con el? Seguro que lo devolvía...jajajaja ¿Seria por eso que cada semana se cambiaba de oficial, o porque era demasiada responsabilidad y les podría causar estrés...jajajaja? Porque para tener un sobresueldo no seria... Tuve la fortuna, recién llegado, de que me tocó el peor capitán que daba de comer y que todo el mundo temblaba cuando le tocaba a el. Pero eso me ayudó a buscarme la vida.Luego, con otros, se comía decentemente.

Los uniformes no llegaban, así que a los dos que nos teníamos que incorporar a la banda de cornetas y tambores de la Base Aérea, nos empezaron a enseñar vestidos de paisano, a mi la corneta y a Manuel el tambor porque tenia los labios que parecían michelines, demasiado gruesos para la boquilla de la corneta .

Yo me puse muy contento cuando me dieron la corneta, siempre me había gustado escucharla y gozaba de muy buen oído, en cuanto me dieron las primeras instrucciones básicas ya empecé a hacerla sonar, cada vez mejor, lo malo fue que como practicábamos al aire libre, en un descampado, me empezaron a salir heridas en los labios, se me cortaban del frío y en contacto con el metal sangraban, al punto de llevarme a curar a la enfermeria.

Decidí que en nuestro tiempo libre tenia que ir conociendo el terreno y familiarizarme con esas enormes instalaciones, un domingo, andando cerca de la pista en donde estaban los aviones, vi una larga cola de soldados, a los que de uno en un, frente a un avión de caza se les ponía gorro y cazadora de piloto, y un cabo les sacaba una foto, así uno y otro, pero la cola de soldados era interminable y se movía muy lentamente.Después de un tiempo tocaron para comer y oí como el cabo despedía a los soldados que estaban en la fila hasta el próximo Domingo.

Ni corto ni perezoso, me acerqué al cabo y le dije que yo sabia sacar fotos, y que si me daba un dinerillo podría ser su ayudante con lo que podría sacar el doble de fotos en el mismo tiempo y el ganaría mucho mas dinero. Literalmente me mandó a la mierda, yo insistí mientras le ayudaba a llevar las ropas de piloto, y le volví a repetir mis razonamientos, el ya mas amable me explicó que esos muchachos no tenían mucho dinero y que les cobraba muy poco y que no les podía aumentar el precio para pagarme a mi.

Le invité a la cantina a tomar unos vinos y le hice unos números, viendo los cuales, se convenció y llegamos a un acuerdo, no recuerdo cuanto me daba por cada foto, pero a mi me pareció una fortuna, ya era rico...jajajaja Fue el primer trabajo de mi vida, a partir de ese momento se acabó pasar hambre. El negocio era infalible porque tanto los estudiantes como los soldados, se sacaban las fotos para mandarlas a sus novias en el pueblo, supongo que les dirían que eran pilotos o algo así...jajajaja

En la medida que pasaba el tiempo, me di cuenta que me había metido en una trampa, aquello no era para mi, no me gustaba el ejército, al menos "ese" ejército y tendría que hacer algo para salir de allí.
Los domingos nos formaban para asistir a misa en un hangar enorme y frío, allí todo era frío, menos la enfermería adonde me iba a curar los labios, que todo estaba calentito y limpio...¡ Coño, ya está, yo tengo que estudiar para enfermero!
Me dijeron que el que sabia como funcionaban todas las Escuelas del Ejército era el comandante cura, y que era un tío muy majo.

Le conté mis peripecias al cura, y me dijo que iban a salir exámenes para Pilotos de complemento y para la Escuela de Enfermeros, así que el plan seria que iba a solicitar mi ingreso en ambas Escuelas, y para la primera que salieran oposiciones yo me examinaría, si aprobaba bien y si no, me podría examinar para la otra. Le rogué que apuntara a Manuel también, pues habíamos hablado y estaba determinado a irse adonde yo fuera.

Pasaron los meses, yo ya con mi uniforme, muy bien equipado,bueno, al menos mejor que de paisano, el dinero que ganaba con las fotos me ayudaba mucho, era solista en la banda de cornetas, por las tardes me iba a estudiar con Manuel al despacho del cura, que tenia un plan oficial de temas para los exámenes.

Nosotros desesperábamos, porque aunque ya no teníamos necesidades, aquello seguía siendo un infierno. Para que tengáis una idea, los profesores, oficiales que enseñaban a los alumnos de la Escuela, eran forzosos, que habían cometido algún tipo de delito, incluso alguno había matado a un soldado, y después de cumplir la pena que fuera en una prisión militar, lo enviaban destinado a la Base como parte del castigo.

Finalmente nos mandaron a ir al despacho del cura ¡ Que nervios! ¿Para donde habría salido examen? Para la Escuela de Enfermeros en Madrid! Ya no seria piloto, me había hecho alguna ilusión, pero en fin a meter inyecciones o lo que fuera el caso era salir de allí! Salimos en tren para Madrid, en unos días el examen, y los dos aprobados...¡Ya eramos alumnos, con unos cordones muy bonitos y un lindo uniformenuevo ! Ya nos asignaron cama en la escuela hasta que empezaran las clases, aquello nos pareció un palacio, la comida de primera No teníamos ya que volver a León, se acabó el frio¡ Por fin era feliz!

Lo que mas me gustaba, era pasear por la Gran vía Madrileña, el retiro, y todos los días, TODOS, nos íbamos en el Metro al cine a ver un programa doble en sesión continua ¡Que gozada! No teníamos nada que hacer hasta que empezáramos a estudiar, y creo que no empezábamos hasta dentro de mas de dos meses!

Un día, comiendo en un comedor que era para todos los militares que o bien estaban de paso, o sin destino definitivo en Madrid, entró la policía militar pidiendo documentación y haciendo preguntas, cuando nos quisimos dar cuenta estábamos en un autobús sin saber para donde nos llevaban, por mas que yo preguntaba siempre nos decían lo mismo, que allí nadie sabia nada y que seguían órdenes.Al cabo de unas horas, en mitad de la nada, llegamos a unas instalaciones rodeadas de cercas electrificadas, tipo campo de concentración.

Era una estación de bombeo del oleoducto militar Rota-Zaragoza, americana, habían puesto una bomba que no estalló completamente, solo parcialmente, y nos mandaban por tiempo indefinido(!) para relevar a una pareja de la Guardia Civil y a los americanos que estaban allí destinados y que salieron evacuados después de la explosión. Nos formaron, nos dieron una metralleta a cada uno, casco de guerra, munición, correajes y bayoneta, todos decíamos lo mismo: "Yo no se como funciona esto, no he disparado un tiro en mi vida" Pero lo tenían todo previsto, nos llevaron a un campo de tiro y allí estuvimos disparando hasta que nos caímos de culo...jajaja

Creo que en ese momento empecé a odiar al Ejército, eramos una mierda que no contábamos para nada, allí nos dejaban al mando de un sargento oficinista, y que su arma reglamentaria era una máquina de escribir, que estaba de paso comiendo con nosotros y que lo habían embarcado como a todos los demás en el autobús, y de repente tenia a unos treinta soldados, no recuerdo bien, a sus ordenes para proteger unas instalaciones con unos cuantos depósitos enormes de gasolina de avión, que la noche antes habían tratado de volar por los aires, y eso que en la España de Franco estas cosas no pasaban. Ni estas ni ninguna, nunca pasaba nada.

En esa primera noche estábamos todos muertos de miedo, disimulando como podíamos. En el dormitorio, nos dieron instrucciones de que siempre tuviéramos dispuestas las metralletas por si teníamos que salir de la cama por algún ataque del "enemigo" ¿Enemigo? pero habia enemigos? Y por mas que preguntabamos nadie sabia nada. Yo estaba durmiendo a pierna suelta, afuera estaban haciendo guardia cinco soldados, estos empezaron a escuchar un ruido en la alambrada cada vez mas fuerte, llamaron al sargento, quien nos despertó, que nos vistieramos y estuvieramos pendientes de sus ordenes.

-Mire mi sargento, están tratando de tumbar la alambrada!
-¡Alto quien va, contraseña!
-Dar las luces de los focos
-No funcionan con la bomba jodieron el cable!
-¡Coño cada vez hacen mas ruido, van a tumbar la alambrada
- ¡Alto quien va!, contraseña o abrimos fuego
-De verdad que disparamos coño!, ¡contraseñaaaaaaa!
-Mi sargento que la alambrada se viene abajo!
-Fuego a discreción
-¡Todos fuera del dormitorio, abrir fuego, todoooooooos!
-¿Adonde hay que apuntar?
-Allí coño, donde tiran esos, ¡Fuego de una puta vez!

jajajajaja No exagero nada, aquello fue mas o menos así.
Al cabo de un rato aquello se llenó de Guardias Civiles, con sus todoterreno, se metieron por el otro lado de la cerca, alumbrando con sus focos, hasta que dieron con el "enemigo", el pobre estaba aun estirando las patas, el pobre toro, que se había ido a rascar el lomo contra la cerca, estaba cosido a tiros, seguramente pesaba el doble...jajajajaja Pobre toro! Como iba a responder y darnos la contraseña!...jajajaja

Al día siguiente el dueño del toro, una ganadería de reses bravas que lindaba con la Estación de Bombeo, nos invitó a todos a comernos al toro a la parrilla, Guardias Civiles incluidos, todo muy bien regado con unos cuantos garrafones de vino tinto, pidiéndonos así disculpas por el susto que nos había dado el toro, que por cierto recuerdo perfectamente que estaba riquísimo.

Pues al cabo de unos días llegó un pez godo en su coche oficial, supongo que seria un general, no recuerdo, con otro militar americano, para felicitarnos por lo "valientes" que fuimos y nuestra decidida actuación...jajajajaja Si el supiera lo cagados que estabamos...jajajaja

Esto ya va muy largo ¿No? yo creía que terminaba hoy, pero mejor será rematar en un ultimo post.

31 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Tienes que escribir tus memorias, tu vida ha sido activisima.

Buen fin de semana!!!!!!

Cariños

TORO SALVAJE dijo...

Me encanta leer estos posts Genín, ya te dije que me gustaba aprender de las experiencias de otras personas. También compruebo que mis ideas sobre el ejército no son tan extrañas.

Pobre Toro, hacerle eso a un congenere mío...

Saludos.

Rossy dijo...

Está genial esta historia por entregas, y de la vida real!

Gracias, Genín!

Besitos!

Waiting for Godot dijo...

Genin, me tienes como la que sigue una telenovela, te queria comenzar en el final pero me muerdo las uñas esperando el desenlace así que te comento, la primera parte de la historia me arrugó el corazoncito, no sabía de los maltratos de tu prima, lo siento. Lo que hiciste para entrar en la mili fue SUPER que inteligente jeje, me reí con tu astucia, yo en mi vida me habría atrevido a algo así, que años duros los que te tocó vivir y además dentro del ejercito. UFFF, duro. Besos pa ti. Aqui me tienes, pendiente.

Nelly dijo...

Qué novela ni qué novela, esto está buenísimo!!!

Espero la próxima entrega!!!

Es un PLACER leerte!!! like always!!!

Mariale divagando dijo...

No sabes cómo me he reído con la historia de valentía para enfrentar al "enemigo"! jajajajajajajajaja

Pobre toro!

Betty dijo...

un capitulo más de tu historia que sigo con interés!

me encantó tu actitud para conseguir dinero con las fotos! debe ser porque soy comerciante jajajaj

un abrazo

Anónimo dijo...

Estoy esperando para ver a un cliente y me he leido tus tres post del ejercito del tirón...
Ya conocía de algunas historietas (incluso tengo en mente la famosa foto de la enfermería jajajaja) pero muy por encima sin demasiada conexión así que tengo que darte la Enhorabuen por tu forma de contarlo. Me estoy dando cuenta que el nombre de tu blog es muy acertado pues es una autentica herencia de tus vivencias las que dejas aquí día a día a tus hijas y a tantisimas personas que te quieren y otras que aunque ni te conozcan les encanta leerte...

Creo que no vendría mal un par de mesecitos de tu vida a gran parte de la juventud de hoy en día, pues no valoramos muchas cosas porque hemos nacido "de serie" con muchas facilidades en la vida y mucho cariño, algunas personas incluso sobreprotegidas que eso tampoco es bueno, que luego te das el ostión...

Miles de besos

tu guadianita

:))

Genín dijo...

Abuela ciber:
Eso dice Marce, quiere escribir un libro de mi vida.
Que pases un excelente fin de semana.
Besos

Toro:
jajajaja Me aciedaba de ti cuando narraba la muerte del pobre toro, de verdad...jajajaja
Claro que tus ideas no son nada extrañas, lo extraño es que haya gente a la que lo hagan su profesión de por vida, pero en fin, todo es respetable, e incluso a veces, muy respetable.
Salud

Rossy:
La pena es que hay bastantes cosas que después de publicar, me doy cuenta que no he puesto, pero si, corazón de la vida real, muy real.
Besos a los dos.

Waiting:
Me encanta que me digas eso, sobre todo, viniendo de una de las personas que mas admiro y me gusta como escribe.
Muchas gracias por lo que dices, me llega mucho.
Besos y salud

Nelly:
jajajaja Que rico, como disfruto yo cuando gente tan sincera como tu me dice que le gusta!
Besos

Marialita:
jajajajaja Si, es para descojonarse, pues sabes tu corazón, que estuve a punto de olvidarme de escribirla?
Como se me olvidan muchas cosas que luego recuerdo cuando ya está publicada y no es cosa de ponerse a editar.
Besos

Betty:
En eso de conseguir dinero, nunca he tenido problemas, lo que pasa que no soy avaricioso y me conformo con lo que tengo mientras cubra mis necesidades, además, parece que me quemara y lo suelto sin problemas, por eso no tengo un centavo...jajajaja Ahora mismo podría estar haciendo dinero, pero no me interesa, estoy en el reposo del guerreo, ya está bien de lucha!
Besos
Parecíamos el ejercito de Pancho Villa.

Guadianita querida:

jajajaja Tu eres una de las pocas personas que leen esto que ha visto mis cicatrices y mi tobillo y pata chunga, y puedes dar fe...jajajaja
Pues esas fotos de la enfermería corresponden al próximo post y las voy a publicar, porque son todas de la etapa que voy a narrar.Espero que sea el último capitulo sobre el Ejercito, porque me pongo a escribir y sufro viendo que se hace demasiado largo, y no me gustaría que la gente pensara: "Ya está Genín con sus batallitas" Aunque hay gente que lee el blog, que saben que todo es verdad, y a veces me riñen porque me dicen:¿Porque no escribiste esto?, o...se te olvidó esto otro.
El nombre de mi herencia, se lo puse por eso, para al menos dejar algo a la gente que me quiere, por que tu sabes bien que yo tengo bien poco en lo material, de lo otro, soy inmensamente rico...
Desde luego que mi vida no ha sido nada fácil, he tenido las dos cosas, sin termino medio, muy mala, y muy buena suerte. No me quejo de nada, el carácter se forma así, aunque el mio a veces haga fruncir el ceño a mas de uno...jajajaja Ya advierto en mi perfi sobre mi carácter.
Aunque se pasen periodos duros y difíciles como los meses que llevo pasando últimamente, pero estoy acostumbrado a que inmediatamente detrás suelen venir tiempos felices que compensan con creces,por eso siempre hay que aguantar sin tirar la toalla, a ver si sigue siendo verdad. En realidad todo lo que pido a la vida es que me de cariño, mucho cariño, no sabes cuanto lo necesito, aunque no lo merezca, y lealtad y amistad, el amor lo tuve a su debido tiempo y ya, a punto en un par de meses de cumplir los 68, ya solo es tiempo de amistad, buena amistad. El amor ya queda para vosotras, las jovenes que tenéis tanta vida por delante ¡ Que lo disfrutéis y lo sepáis aprovechar mientras dure, que no es eterno! Pero seria un gran error descuidar la amistad y a la familia, creo que hay sitio para todos los sentimientos.
Tienes razón en lo que dices sobre los jóvenes privilegiados, pero...¡Si yo me consideré uno! Y me sigo considerando privilegiado por tener tanta gente que me quiere. Y una vejez, hasta ahora mas que decente...
Haber si un día de estos me llamas y charlamos, que hace mucho que no lo haces, verás como no te cabreas al final de la conversación, esa etapa ya está superada, desde hace poquito, pero superada ...jajajajaja Es que no me tienes paciencia...jajajajajaja
Besos y salud

NuriBadilla dijo...

Genin, vieras como entretiene leerte. Escribes tan bien y la historia es tan interesante!!!

BABICITA dijo...

bUENO ESPERO QUE CONTINUES CON LA HISTORIA, PORQUE ESTOY MUY INTRIGADA DEL FINAL, ESTOS TRES POST ESTAN FASCINANTES, ME PARECE ESTAR OYENDO A MI PADRE NARRAR SUS VIVENCIAS CUANDO ESTABA EN EL EJERCITO ECUATORIANO, SIMILARES ASQUEROSIDADES SOBRE LAS COMIDAS Y TAMBIEN LOS CASTIGOS. SALUDITOS.

Otto dijo...

Y cómo se llamaba ese plato? "Toro al plomo"? jajajaja...

Sigue con el cuento, que está del carajo!

Marsu dijo...

Jajaja... me dio risa que hayan terminado comiéndose al torito..

Genín dijo...

Nuri Badilla:
Vengo de tu blog con los pelos de punta y la carne de pollo!
Desde luego mi post solo tiene la sangre de toro.
Gracias por la visita.
Besos

Babicita:
Me alegro mucho que te guste.
Si, el ejercito es mas o menos en espìritu al menos, en todas partes.
Ya tengo que terminar la historia, no te preocupes, sino mis amig@s me matarian con razón...jajajaja
Besos

Otto:
Tu te reirás pana, no es para menos, pero yo me encontré con plomo en la carne...¿Tu sabes la cantidad de plomo que le echamos? Al día siguiente nos tuvieron que traer varias cajas de balas...jajaja
Salud

Marsi:
Fue cosa del dueño, el tipo estaba muy preocupado por el peo que le podían meter por tener a ese ganado suelto por la zona.
Besos y salud

Lidia M. Domes dijo...

No te preocupes de la extensión del relato... que salga, sencillo, divertido, cargado de emoción...

Si ya venimos por aquí a disfrutar de la lectura y palpitando lo que vendrá...

Además el ejército es sólo una pieza más del rompecabezas de tu vida...

Cuando completes este, sigues con otro...

Abrazos,

Lidia

Stellita dijo...

Hola Genin!
La verdad que el remate del toro no me la esperaba. Estuvo genial, muy divertida.
Y lo que no entendi fue la parte en la que los llevaron a todos a ese lugar.Por que a ustedes?
Besos

fernando dijo...

uan vida llena de anécdotas de todo tipo. Un abrazo.

marta dijo...

Me encantan las anecdotas de vida. Y sobre todo cuando están contadas como tú lo haces.
Un abrazo.

Antonieta H. dijo...

Cuantas anécdotas hombre...ve pensando lo del libro eh

Gus dijo...

Nada que ver con nada, pero viendo tu foto te me parecés a un ingeniero de Ferrari de la Fórmula 1....

Ego dijo...

Entiendo que acabases odiando el Ejército.
Uf.
Un (b)esillo

PIZARR dijo...

Genin, no me extraña nada que estuvieses empezando ya a preocuparte por mi ausencia, no era consciente de los días que llevaba sin entrar hasta que hablamos el viernes largo y tendido.

Menos mal que de vez en cuando nos ponemos al día en esas largas conversaciones telefónicas.

Sigue contando que de "batallitas" nada de nada, sino todo lo contrario amigo, la vida misma.

Ya conocía todo esto, pero contado así tiene muchos detalles que al hablar quedan fuera. Me ha encantado leerlo.

Un abrazo inmenso

Genín dijo...

Lidia:
Es que me fastidiaría aburrir a la gente, pero en fin, me decidí porque parecía unánime que querían la historia completa, a tenor de lo que escribían en los coments.
Besos

Stellita:
Pues nos llevaron a todos los que encontraron para conseguir e numero de soldados que les habían ordenado, por eso escogían ese comedor que era frecuentado por la gente que estaba de paso o esperando destino.Luego, por el mismo procedimiento se llevaron a los que nos relevaron.
Besos

fernando:
Si, alguna hubo...jajajaja
Salud

marta:
Me alegro mucho que te guste.
Besos

Antonieta:
Eso está en manos de Marce que me lo propuso.
Besos

Gus:
jajajajaja No, nada que ver con eso...
Un abrazo

Ego:
La verdad es que siendo objetivo, le saqué bastante jugo, pero si, estaba claro que yo no valía para eso.
Besos

Pizzar:
Es cierto, cuando hablamos por teléfono nos resarcimos.
Claro, es cierto, se me había olvidado que incluso tu viste los documentos del ejército.
Un beso grande y salud

Susymon dijo...

lO GRACIOSO ES QUE PARA TI PARECE LARGO EL RELATO Y A NOSOTROS SE NOS HACE CORTO.
Es atrapante todo lo que cuentas y ni hablar del humor co nque lo relatas, pobre toro, varios cargadores se llevò!!! jajaja.
SIGUE, SIGUE!!

xtco dijo...

jajajaja... un libro, tienes que escribir un libro jejjeje

abrazotes amigo

Rossy dijo...

Mi querido Genín,

Quise contestarte por correo, pero no tengo tu dirección. Por eso lo hago por aqui.

No estés triste, es solo que no podia pasar esta fecha por alto, ya lloré mucho en la mañana, pero sabes? su recuerdo siempre me gratifica.

Recibido tu abrazo, y tu comentario que me conmovió muchisimo!

Te queremos!

Rossy, R y Santi

Antonio dijo...

Que buena narración querido amigo, tantas peripecias en la vida, imagina al primer "enemigo" jajajajaja. vaya que era un toro y que buenos bifes salieron o su trocito de carne asada.
Esperando entonces la siguiente obra de Don Genín.jajaja.Que está muy bueno.


Un abrazo Genín.

Genín dijo...

Susymon:
Pues acabo de publicar el ultimo, y esta vez, creo que me pasé de largo pero lo quería terminar.
Besos

xtco:
Marce está en eso, veremos a ver.
Salud

Rossy:
Es que mi correo está con mis apellidos y nombre y me han dicho que no lo haga publico por si acaso, pero si quieres te lo mando.
No pude evitar emocionarme cuando leí tu post.
Besos a los dos

Antonio:
jajajaja Si, de repente derrotamos al enemigo, nos volvimos caníbales y nos lo comimos...jajajaja
Salud y un abrazo

Rossy dijo...

Claro que lo quiero, será un honor!

Envialo a mi dirección: ramos.rossy@gmail.com

Besitos!

ЖΔЯIΔ dijo...

Hola
Aunque no acostumbro a dejar comentarios Siempre paso a leerte
Y deje algo aqui para ti

http://moonshadowfireheart.blogspot.com/2009/03/un-pequeno-gesto.html

Saludos

ЖΔЯIΔ dijo...

Genín
Mi too
Pero consideré que se lo merecian y quise hacerles un cariño
Sin deseo de retribución
Solo es un gesto pequeñito de aprecio por lo que hacen

Una amapuchadota pa' un Venzolano Español igual que Yo :*