miércoles, 25 de marzo de 2009

Hambre y Ejercito (2)

El viaje en tren desde San Sebastián, con máquina de vapor, en un vagón de tercera clase, con bancos de madera, se hizo entretenido, cantando con la gente obrera, los usuarios de tercera,claro, que iba a pasar Navidades con sus familias, y que yo por vez primera pasaria fuera de mi casa, sin saber muy bien como.

Aunque muy largo el viaje, no recuerdo muy bien cuanto duró, pero mas de un día seguro.El viaje era pagado por el Ejercito, me habían mandado por correo, que entonces si funcionaba muy bien, lo que se llamaba un "Pasaporte" con el que viajar hasta León.
Curiosamente no recuerdo demasiado este viaje. Pero si la llegada a León y el autobús que me conduciría hasta la Base Aérea.

¡Y allí estaba yo!

¡Libre por fin!

¡Donde estaban los hombres!

¡Podría hacer lo que me diera la gana!

Beber, fumar, en fin, lo que me diera la gana, lo que hacían los hombres de pelo en pecho!...

Ya, ya, si, si...jajajaja

Para que os hagáis una idea de como era aquello, en esa Base Aérea, había estado la Academia del Ejercito del Aire, en donde se formaban los futuros pilotos y la habían trasladado por las temperaturas gélidas que reventaban las cañerías que conducían el agua caliente para la calefacción y las duchas y la habían dejado como Escuela de Especialistas, en donde formaban a mecánicos de aviones.

Claro, los que estudiaban ahora allí, eran soldados que tras cuatro años de estudios se supone que salían como mecánicos, eran tropa, los otros los futuros pilotos, eran la crem de la crem, los futuros oficiales del cuerpo del ejército mas deseado de aquél tiempo en España, La Aviación, y que ahora, mientras los que estábamos allí, nos moríamos de frío y pasábamos hambre o comiendo la bazofia que nos daban cosa bastante difícil, ellos, los niños bien, estaban en el Mediterráneo bien alimentados y bronceándose al sol.

Llegué a la Base a primera hora de la noche, enseguida me dieron cama en una nave llamada "Escuadrilla" que a partir de ese momento seria el dormitorio que tendría que compartir con otros doscientos soldados. No quiero ni recordar el frío que pasé en esa mi primera, noche, y eso que afortunadamente estaba tan cansado del agotador viaje, que tras levantarme después de tratar por mas de una hora de controlar los tritones de frío, le rogué al soldado de guardia, que hacia la primera "Imagunaria"(Así se llamaban las guardias, 4 que se hacían durante toda la noche) que me diera mas mantas, cosa que hizo de buen grado porque habian camas libres equipadas.

Me despertó la corneta y mientras que me vestía a toda prisa, confuso, sin saber muy bien donde estaba, medio dormido aún, entumecido por el frío, con mi ropa de paisano, totalmente inapropiada para ese mes de Noviembre, uno de los mas fríos que se recordaban (¡Que puntería la mía!)formaba con los demás soldados, para mi primer desayuno y primera comida en casi día y medio. Yo había leido el menú que decía: "Café con leche y panecillo, sopa de pan con huevos, bocadillo de mortadela" Y me decía que muy pronto terminarían mis penurias.

Al ir ocupando nuestros sitios en el comedor a toque de corneta (Pronto lo seria yo...jajaja)Empecé a preocuparme cuando una vez de que nos permitieron sentar, vi que el agua de las jarras era puro hielo, y que los soldados con la mayor naturalidad partían la gruesa capa de hielo con un cuchillo para servirse el agua. Rapidamente empezaron a servir el "café con leche" que los soldados llamaban cariñosamente "agua de fregadero" porque era eso, o agua teñida con algo, no podías andar pensándotelo mucho, porque con el frío que hacia allí dentro, enseguida se congelaba, o casi, así que pensando en el dicho "A donde fueres haz lo que vieres" y con el hambre que tenia me bebí aquello...

Me falto muy poquito para vomitar, aquello tenia el sabor mas cercano a vómito que había percibido en mi vida, fuera aparte del propio vomito...jajajaja
Enseguida llegó la "sopa de pan con huevos" yo buscaba y no encontraba los huevos por ninguna parte, pero al fin, al menos empecé a encontrar las claras gordas y blancas como mi dedo medio, eso creía yo, pero vi que los soldados las apartaban a la orilla del plato y me extrañó, cuando yo hice lo mismo me di cuenta que eran...¡ Gusanos! Puag, que asco!, y en esta ocasión tuve que taparme la boca con la mano...en fin por respeto a ustedes no les cuento lo que tuve que hacer...

Me explicaron, que el pan estaba amontonado a granel en el almacén de la cocina durante bastante tiempo,( No tardaría en verlo por mi mismo) y los llamados gusanos de pan estaban adentro de los panes comiendo tan ricamente de forma que cuando echaban el pan en las perolas para hacer la sopa, los cocían junto con este y todo revuelto iba a parar a las bandejas que nos servían casi hirviendo por lo de la gélida temperatura ambiente.

Así que haciendo lo que veía que hacían los demás, y deseando aplacar mi hambre, aparté los gusanos y comencé a devorar aquella asquerosa sopa que tenia un sabor ácido indefinido, pero que a buen seguro era rica en proteínas dejadas en la cocción de los sacrificados gusanos...jajajaja
Enseguida nos entregaron los bocadillos de Mortadela que eran para comer a media mañana, pero que todos devorábamos sin contemplaciones, en cuanto salíamos del comedor.

Vi que la riada humana se drigia a un edificio en donde pronto descubrí la cantina, allí, adentro, en un ambiente que volví a recordar cuando vi la película "Doctor Zhivago" o mejor en otra peli, en una escena de cuando las tropas Napoleónicas después de ser derrotadas, perseguidas por los rusos en el cruel invierno Siberiano entran en una cabaña en donde se apretaban unos contra otros para conseguir algo de calor, envueltos en un vaho, que casi se podía oler en el cine... Creo que era "Guerra y Paz"...

En la cantina, los mas privilegiados se tomaban sus copitas de "Orujo" un aguardiente que pronto descubrí que quemaba las entrañas y que jamás volví a probar. Otros, comían bocadillos de sardinas, y todos estaban sentados o de pié disfrutando del calorcito que desprendía una estufa de leña. Allí vi a otro muchacho que como yo estaba vestido de civil, ambos nos buscamos y al rato, estábamos ante sendas copas del "Orujo" a las que yo invité. Enseguida Manuel, me invitó a otra copa, a la que yo respondí, y antes de que nos diéramos cuenta, antes de las 8 am teníamos encima una borrachera traidora que nos entró sin avisar...jajajajaja

¡Que pea pillamos, por Dios! Menos mal que no teníamos que ir a ningún sitio hasta que nos dieran los uniformes, y en la cantina nos quedamos durmiendo la borrachera sentados apoyando nuestras cabezas encima de nuestros brazos a modo de almohada, sentados en la mesa en un rincón disimulado, aunque se veían a muchos soldados en esa misma posición que aprovechaban para dormitar antes de que fuera la hora de formar para ir a sus destinos...

No se cuanto tiempo estuvimos durmiendo, nos despertaron cuando estaban barriendo la cantina y nos dijeron que pronto tocarían "fagina" que así se llamaba el toque para ir a formar para comer. Manuel y yo, desde aquel momento y durante meses ya no nos volvimos a separar y nos hicimos íntimos amigos.
Manuel era gallego de Lugo, su padre era director de banda de música, y el mismo sabia bastante solfeo, también había engañado a su familia para escapar de la disciplina férrea de su famlia, pero me van a perdonar porque ya no recuerdo los detalles.

El caso es que me di cuenta esa misma mañana, la primera en el Ejército, que tenia que lograr dos cosas: Un medio de conseguir dinero y salir de ese infierno lo antes posible.

¿Continuo?...jajajaja

33 comentarios:

gloru dijo...

Esas son historias que nos hacen pensar en lo indomita que es la juventid.
Por favor sigue contando se te quiere.

Gloria T

TORO SALVAJE dijo...

El ejército español no ha ganado una guerra desde no sé hace cuántos siglos.
Y en cambio los militares alardean de nosequé con una petulancia y altivez que inducen al vómito.
No he visto en mi vida tantos gándules y borrachos juntos como cuando hice el servicio militar. Me refiero a los jefes, desde el cabo hasta el coronel eran un hatajo de alcohólicos y corruptos.
Eso si, entre copa y copa siempre gritaban VIVA ESPAÑA, más que nada para seguir cobrando a final de mes.
En una obra los ponía yo a trabajar.
No he visto tanta incompetencia en toda mi vida.
No me extraña que hayan perdido todas las guerras, todas menos la que asesinaron a su propio pueblo.

Hala, ya me he quedado a gusto.

Saludos.

Rigoberta dijo...

Claaaaaaaaaaro que tienes que seguir!!!

Genín, no recuerdo cual de las personas te hizo el comentario en el post anterior, pero de verdad, deberías escribir un libro con todas estas historias!!!

Imagínate!!! eso sería tremendo proyecto!!!

Un besote!!!

Rossy dijo...

Me gusta leer tu historia, Genín! Sigue, sigue porfa.

Concuerdo con Toro en su opinión sobre los militares, los de aqui son como payasos y tristes marionetas.

Besos x 2! :)

Genín dijo...

Gloru:
Si, tienes razón, yo cuando pienso en tantas cosas locas de juventud, me asombro.
Besos

Toro:
jajajaja Que maravilla, el Toro que hizo la mili, jajajaja
Bueno, que sepas que estoy de acuerdo con casi todo lo que dices, es cierto que había mucha gente así y ladrones que se quedaban con el dinero que debería ser destinado a la comida de los soldados, de ahí que se notara un montón que oficial estaba de semana por la comida, que ya hablaré de ello, pero en honor a la verdad, también había bastante buena gente, al menos yo me los encontré, y como siempre, había de todo.
Y si hombre, a lo largo de la Historia si ganaron guerras ¿O no? jajajaja
Salud

Rigo:
jajajaja Vale seguiré, material hay de sobra y jugoso, hasta que me paréis...jajajaja
Marce quiere hacer el libro, no se de donde piensa sacar el tiempo...jajaja
Besos y salud

Genín dijo...

Rossy
Mientras publicaba, te me quedaste atrás, si bueno ya ves lo que le respondo al Toro, hay de todo.
Y bueno, me alegro que te guste, seguiré.
Besos a los dos y salud

Lidia M. Domes dijo...

Claro que sí!!!!!!!!!!!!!!! Continúa!!!!!!!!!!!!!

Y ya lo tienes escrito... vía libro!!!

Qué soltura contando tu relato atrapa!!!

Me alegro de tu buena disposición a compartir con nosotros tu Vida...

De eso se trata...

Abrazos,

Lidia

NuriBadilla dijo...

Como que si sigo??? la pregunta ofente!!!

Siempre los jóvenes como victimas del ejercito!!!

Maravillosa historia!

Stellita dijo...

Y si que parece que te lo tenes planeado, dejandonos el suspenso, cortandonos el capitulo asi, y luego preguntando, continuo? CLaro que si, que quiero saber como te saliste de Guatepeor.
Besos

Betty dijo...

por lo que veo no es muy diferente al servicio militar que había en Argentina, o sea malos por igual jajaja

sigue contándonos tu historia, que es digna de una novela!

un abrazo

Mariale divagando dijo...

Tan pronto terminé de responder a tu mail vine a leer este post.

Ya espero con impaciencia la siguiente parte :-)

Genín dijo...

jajajajaja Me acabo de dar cuenta de un despiste marca de la casa, ¿como digo nada de Napoleón en la peli de "Dctor Zhivago" si se desarrolla en los tiempos de la revolución Rusa? jajajaja ¡Que despiste. No lo voy a corregir para que conste en los anales de mi blog...jajajaja

Lidia:
Me alegro tanto que te guste...!!!
La verdad es que me resulta muy fácil, voy escribiendo los recuerdos seguido sin parar hasta que me parece que queda ya largo y paro.
Besos

NuriBadilla:
Muchas gracias por tu visita, me alegro mucho que te guste, y si, en vista de que l@s amig@s quieren, continuaré.
Besos

Stellita:
jajajaja No, te aseguro que no tengo nada planeado, simplemente conecto mis recuerdos en el punto en que lo dejé, y continuo hasta que me parece que empieza a ser largo, y paro, y pregunto porque hay alguna amiga, mas de una, que me diría con sinceridad que resulta un rollo si así lo piensan y entonces pararía, no sin antes escribir un resumen con el final de la parte del Ejército...jajajaja Que yo respeto las opiniones de las minorías...jajaja
Besos

Betty:
Yo creo que este era peor, porque encima el Pais estaba muerto de hambre y arruinado con los fachas en el poder y la Iglesia llevando a Franco bajo palio...
Besos

Marialia:
jajajaja Muchas gracias mi amor, ya le reenvié a Silvia tu correo.
Enseguida sigo escribiendo, solo esperar a que los de siempre lo lean.
Besos salud

abuelonet..com dijo...

Ya te he leido tu Ejército y por lo visto no ha sido mi victorioso, la verdad que el ejército nadie lo ha querido pasar, pero a veces era bueno pasar por esa etapa, ya que había personas que jamás habían salido de donde nacieron hasta que penetraron en el mismo, además sus sentimientos de hombre se la dieron en el referido ejército, aunque no queramos comprenderlo a muchas personas les hizo un bien más que un mal.
Un saludo.

Waipu Carolina dijo...

Qué ricas historias amigo!
Me encanta poder leerte!
un beso

Ego dijo...

Estoy de acuerdo en lo del orujo.
Ojú, qué sabor...
Un (b)eso rebelde

BABICITA dijo...

Hola Genin, soy de Ecuador, te encontré en el post de Marce, y me place mucho decirte que me encantan tus historias, algunas veces quise hacer comentarios pero solo me dedicaba a leerte, hoy me decidi, felicitaciones ya tengo tu blog como mi favorito.

Nelly dijo...

Qué libro ni qué libro... Una película hay que hacer con tu vida!!!

Mira, eso de "amigos con derecho a roce" que escribiste en el blog de Mariale está como bueno!!! jejejejeje

Besos Mi Yayo bello!!!

Genín dijo...

Abuelonet:
Si, claro, tienes razón, estoy de acuerdo contigo, y muchos dejaron de ser analfabetos, e incluso a unos cuantos YO operé de fimosis, como se verá en el próximo post pero mis circunstancias eran diferentes, yo me metí allí agarrándome a un clavo ardiendo para salvarme de las palizas y puede que de palmar...
En cuanto pude, me largué.
Salud

Waipu:
Me encanta que te gusten!
Besos

Ego:
De verdad que desde aquel día no lo he vuelto a probar, lo huelo y me dan arcadas...jajaja
El que me dieron en Portugal, de Madroño, ya es otra cosa, no tiene ese deje...
Besos

BABICITA:
Muchas gracias por tu visita, me alegro que te decidieras a comentar.
Me alegra que te guste el post.
Besos

Nelly:
jajajajaja Que tremenda eres mi Nelly...jajajaja Yo desde luego lo recomiendo, es genial...jajajaja
Lo de la peli habrá primero que escribir el guión y la jefa de eso es Marce.
Besos y salud

RECOMENZAR dijo...

Por supuesto sigue escribiendo mientras nosotros desde acá te dejamos chocolate para tu nuevo texto

Antonio dijo...

Bueno continúa amigo, yo traigo unas copitas de Aguardiente para que sigas relatando esta historia de tu vida que es bien interesante.

Salud Genín...

Otto dijo...

Como no continues con el cuento, me arrecho! jajajaja...

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Yo no hice ni la mili. No soy nada de ejércitos. NO valgo para ello. Un abrazo

Kim Basinguer dijo...

¡Cuantas historias de mili he escuchado a lo largo de mi vida ! tantas, que me prometí que si tenia hijos varones no irían a la mili. Me parecía un lugar tenebroso, del que había posibilidades de no volver.

Ana dijo...

Podés continuar acá o escribir un libro, estoy segura de que lo comprarían muchos!

Lindo blog, beso grande!

Alejandro Kreiner dijo...

Antiguamente había que esperar a hacer la mili para salir de casa...

Saludos.

siempreconhistorias dijo...

Pues siga usted contando, caballero, que a partir de hoy lo leo antes de comer. Tremendo el ejército patrio.
Un saludo
Izaskun

Genín dijo...

Recomenzar:
Si, buen, terminaré con esta etapa, supongo que con el próximo post, abreviando, espero.
Gracias por el chocolate.
Besos

Antonio:
Bien por el aguardiente, mientras no se el Orujo, que nunca mas desde aquellos tiempos, y esto es rigurosamente cierto, lo he vuelto a beber. Pero hay aguardientes que no dejan ese gusto, que solia beber, ahora solo bebo una copa de vino tinto con la comida, salvadas excepciones de cumple o cosas especiales.
Salud

Otto:
No tendrás que arrecharte pana, yo creo que no será demasiado largo y haber si con el próximo post termino la parte esta de Ejercito.
Salud

Fernando Sanchez:
A mi tampoco me va, pero era la única forma de salvar el pellejo y nunca me he arrepentido, incluso aprendí mucho y me sirvió cuando menos lo esperaba de conseguir un trabajo en un Laboratorio.
Salud

Kim:
Tienes razón, y yo lo hice por obligación, cumplido mi objetivo, me largué con viento fresco.
Besos

Ana:
Muchas gracias por la visita.
Esta parte de mi vida la terminaré, no pensaba hacerlo así, pero ya habiendo escrito hasta aquí, esta etapa de mi vida, la voy a terminar.
Me gustó mucho tu blog, volveré.
Besos y salud

Cucachispas dijo...

Hola Genin ya estoy de vuelta, estos días me e entretenido a leer vuestros posts, y veo que tu andas con un poco de baja moral ¿Que pasa Genin? yo te veía todo contento con tu nueva familia y me a sorprendido mucho tu historia o tus vivencias. Bueno aunque sea un poco tarde quiero animarte y un consejo que yo te daría es que aunque la vida te aya sido dura, no es conveniente volver al pasado siempre que este aya sido tan negativo, busca en tu vida las cosas buenas y entierra todo lo negativo de tu vida pasada, no es interesante, Vive el presente al lado de tu familia sobretodo tus hijas y tus nietos que son una bendición, ¿no crees que eso es ahora lo mas importante?
Piensa que la vida sigue siendo bella, disfrútala, y se feliz
Saludos Chispas

Susymon dijo...

Veo que estamos todos "acomodados" esperando la continuidad, una vida apasionante la tuya.
Yo traje mate...al que guste...

Genín dijo...

Cucachispas:
Que bien verte por aquí de nuevo!
Si, tienes razón, pero el encuentro con mis hermanos, la muerte de mi madre, reunirnos y comunicarnos mutuamente cosas que no sabíamos, causó una revolución mental en mi, demasiadas emociones que me han pasado factura, pero ya se están poniendo las cosas en orden, ya estoy mejor.
Besos

Susymon:
¿Apasionante? no creas, quizá un poco fuera de lo común si, y poco aburrida desde luego, haber si se me arreglan las cosas del coco y la termino decentemente.
Besos y salud

Marsu dijo...

.... continuará?

abuelonet..com dijo...

Lo de aventuras que te han ocurridoen ese ejército que estuviste, lo que más me ha llamado la atención ha sido lo del toro, pero amigo quien podía decir que era un toro y no un saboteador.
Que descanses ahora de esos sobresaltos.
Un abrazo.

EUCHY dijo...

Vengo YA a ponerme al día conntigo nonno