sábado, 3 de diciembre de 2011

Berlin, un dulce bombardeo...

He leído esta magnifica entrada AQUí, en el blog, "La aldea irreductible" y he tenido que compartirla con ustedes, es genial !

Cuando Berlín fue “bombardeada” con caramelos (1948)

En el mes de junio de 1948 Stalin ordenó a sus tropas bloquear todos los accesos por tierra y fluviales a Berlín Occidental, que contaba por entonces con más de dos millones de habitantes, a los que cortarían radicalmente el suministro de alimentos, combustible y otros bienes.


La idea de Stalin era que, ante la falta de suministros, pronto se rendirían y aceptarían registrarse en la administración de racionamiento de Berlín Oriental, consintiendo así, tácitamente, formar parte de la zona comunista de Alemania.

Los aliados occidentales idearon entonces un arriesgado plan: abastecer la ciudad por vía aérea, a razón de unas cuatro mil toneladas de suministros al día, algo que, en principio se presentaba como imposible.


Por Guillermo


Pero, al cabo de unos meses, Berlín recibía una media de novecientos vuelos cada día (llegando a alcanzar 1.400 vuelos diarios), que la abastecían con más de nueve mil toneladas diarias de bienes.

Muchos de esos vuelos aterrizaban en el aeropuerto Tempelhof, en el sector norteamericano de Berlín.

Precisamente en las pistas de aquel aeropuerto se encontraba un día de julio de 1948 el piloto norteamericano Gail Halvorsen, tras uno de estos vuelos del puente aéreo.

Al final de la pista, al otro lado de la alambrada, unos niños miraban los aviones que aterrizaban con los suministros.

Gail se acercó a la alambrada y sacó dos chicles, los partió por la mitad y pasó los cuatro trozos a través del alambre de púas.

No hubo pelea. Los niños que recibieron los trozos se lo pasaron a los demás, y éstos a otros, y a otros... tan solo para olerlos.

Gail quedó impresionado y prometió a los niños que al día siguiente volvería y lanzaría desde su avión chicles suficientes para todos.

Uno de ellos, haciéndose entender en ingles como pudo, preguntó: “Y con tantos aviones volando, ¿cómo sabremos cuál es el tuyo?

- “Moveré las alas” Contestó el piloto.

Gail Halvorsen, en 1948, preparando con pañuelos los pequeños paracaídas

Dicho y hecho. Regresó a su base, compró en la cafetería un puñado de chicles y caramelos, y pasó toda la noche atando pequeños paquetes a tres paracaídas que hizo con tres pañuelos.

Al día siguiente Gail sobrevoló aquel lugar, balanceó las alas de su avión y su copiloto lanzó los tres paracaídas caseros con las golosinas, que fueron recogidas por aquellos niños.

Durante tres semanas el avión de Gail repitió los lanzamientos. Tres pañuelos cada día... y cada vez había más niños esperando.

El piloto quería mantener el proyecto en secreto porque “era algo que se supone no se debe hacer”, pero un día el General William Tunner le llamó a su despacho y le enseñó un periódico berlinés con un extenso artículo sobre el lanzamiento de caramelos, donde aparecía una fotografía de su avión.

El General felicitó a Gail y aprobó la continuación del proyecto.

Se corrió la voz por todo EEUU, y Gail comenzó a recibir cajas y cajas de caramelos, chicles y dulces, muchos de ellos ya preparados con los paracaídas de pañuelos. La Asociación Estadounidense de Pasteleros también donó toneladas de caramelos para la causa.


Gail Halvorsen no podía ni imaginar que lo que comenzó con un puñado de golosinas y unos pañuelos suyos y de su tripulación, desembocaría en una espectacular operación que se denominó Operación “Little Vittles”, y en la que, al final del bloqueo, alrededor de 25 aviones llegaron a lanzar 23 toneladas de chocolate, chicles y caramelos en diversos lugares de Berlín Oeste.

Gail Halvorsen consiguió elevar la moral de aquellos niños durante ese tiempo de incertidumbre y privaciones.

Como un joven berlinés le dijo más tarde: "No era sólo chocolate. También era esperanza"

El bloqueo de Berlín concluyó el 30 de septiembre de 1949, al comprender las autoridades soviéticas que ni los ciudadanos de Berlín, ni las potencias occidentales, tenían intención de rendirse.

69 comentarios:

PARISINA01 dijo...

Vaya que hermosa historia, me ha encantado, en un mundo tan lleno de dolor y en un momento tan dificil como debe ser una guerra, poder dar un poco de alegria a los ninos que no tendrian porque pasar por todo eso, ojala y pudieramos aliviar las penas de otro de algun modo.
Besos y un fuerte abrazo.
Feliz de estar por tu casa de nuevo.

Rud dijo...

Estimado Genín
Nos has deleitado con una historia muy tierna. Muy loable esa acción que desconocía por completo.
Un abrazo, feliz fin de semana

fitziane dijo...

Esto lo conocía porque mi marido siempre ha estado fascinado con la operación de alivio a Berlín. Fue un proyecto inimaginablemente grande para su época y es sorprendente, aunque no lo es tanto por otro lado, que entre tanto movimiento un piloto se haya dado cuenta de la necesidad de esos niños por caramelos y esperanza.

Genín dijo...

PSRISINA01:
Si, es emotivo ver la sensibilidad de ese piloto que acaba de pasar por una guerra y sin embargo se acuerda de esos niños, es muy enternecedor.
Besos

Rud:
Fue muy famoso ese puente aéreo, el mas grande que nunca ha habido y yo lo conocia, pero ignoraba esta parte de los caramelos que se le ocurrió a ese piloto echar a los niños por su cuenta, es muy emotivo.
Besos

Fitiziane:
Si, claro, la historia de este puente aereo es muy famosa justo terminada la segunda guerra mundial, lo que no se sabia tanto, al menos yo no lo sabia, es esta historia de este piloto con los caramelos que echaba a los niños y que luego llegaron a ser aviones enteros.
A mi desde luego me ha parecido una historia muy bonita, por eso la he publicado.
Besos y salud

Carmela dijo...

Qué historia tan bonita Genín, no la conocía. Creo que es una acción muy hermosa la que llevó a cabo ese hombre. Un gesto lleno de amor y sensibilidad hacía esas personillas tan ajenas a la irracionalidad de una guerra. Es muy muy emotiva esta historia.
Besitos y salud Genín

TORO SALVAJE dijo...

Que historia tan magnífica.
Conocía la cantidad de vuelos que diariamente alimentaban Berlín pero no esta tierna historia.

Saludos.

Maireen dijo...

Estoy segura de que en todas las guerras hay personas así, lo que ocurre es que no nos enteramos más que en unos pocos casos.

Las guerras hacen que personas normales se porten como bestias, pero también saca lo mejor de muchas otras .

RGAlmazán dijo...

Preciosa historia, digna de ser contada.

Salud y República

mariajesusparadela dijo...

Esa es una dulce esperanza .
Cumplida.

emejota dijo...

Gracias por traer a colación esta historia con tanto corazón. Nos alegra la vida y el pensamiento saber que hay personas capaces de hacer estas hazañas. Beso.

Felipe dijo...

Joder que entrada más tierna.Me ha cusado verdadera tristeza y,al mismo tiempo,felicidad de imaginar a aquellos pobres niños esperando el avión.

¡Muy hermoso!

Saludos

Patricia dijo...

Si, un piloto activo y de un corazon de oro. Termino como misionero cristiano en Inglaterra.
Muy famoso fue la inspiracion para que algunos piensen en hacer lo mismo durante el problema con Irak pero no se dio.
En fin, tienes razon es genial recordar que existen personas de todo tipo, generosas y ambiciosas en guerras o sin ellas....como diria MJ "heal the world"...
besotes, feliz fin de semana :)

Genín dijo...

Carmela:
Sobre todo con esos ingredientes, piloto militar que acaba de pasar por una larga guerra, niños sufriendo penalidades, y lanzamiento "ilegal" de caramelos que le pudieron haber traído problemas con sus superiores, pero el se arriesgó con tal de hacer un poquitín felices a aquellos niños.
Si, es precioso y reconforta leer noticias como esta en donde aparece lo bueno de los seres humanos, no siempre van a ser noticia lo malo ¿Verdad?.Por eso la publiqué.
Besos

TORO:
Si, a mi me pasó lo mismo, conocía lo del puente aereo de Berlín, pero no esta preciosa historia de llevar a cabo tan buenos sentimientos.
Salud

Maireen:
Si, claro que si, yo conozco muchas, pero esta es muy tierna porque están envueltos los niños que los pobres acaban de pasar sufriendo por una guerra en una de las ciudades mas bombardeadas y donde mas se combatió al converger en ella todos los ejércitos aliados al final de la guerra.
Besos

REGAlmazán:
Si, eso me pareció, por eso la traje.
Me alegro que compartas sentimientos.
Salud

Blue dijo...

En estos casos, más que nunca, es bueno ser niño, que te convenzan con un caramelo de que estás viviendo una historia fantástica y que las cosas buenas vienen del cielo.
Besos, Genin...y salud!!!
¿Ya está bien?

Genín dijo...

mariajesusparadela:
Si, fíjate que esto que ocurrió al final de la guerra lo bien que sentaría a las esperanzas de tanta gente de buena voluntad en el mundo entero.
Besos

emejota:
Si, no siempre nos llaman la atención las noticias que provocan los malos, las de los buenos también, y espero que las de estos superen en numero a las malas.
Besos

Felipe:
jajaja Si, a mi me pasó exactamente lo mismo que a ti, despertó los mismos sentimientos, así que pensé que tenia que difundirlo...
Salud

Patricia:
No sabia esa parte de la historia y que había terminado de misionero, se ve que era una persona de buen corazón impresionada por las terribles consecuencias de la guerra.
Feliz fin de semana para ti, guapa.
Besitos y salud

Genín dijo...

Blue:
Si corazón, llevo toda la semana bien y caminando mi hora diaria.
¿Te imaginas lo que trabajaría la imaginación de esos niños viendo caer los pequeños paracaídas con las chucherias?
Seria genial saberlo, pero nos lo podemos imaginar regresando un poco a esas edades y cerrando los ojos, ¿Verdad?
Feliz fin de semana, guapa!
Besitos y salud

ana dijo...

Maravillosa lectura Genín, ojalá todos los bombardeos fueran así, o mejor darles directamente las chuches a los niños con una sonrisa. No conocía esta historia pero te agradezco mucho que nos las hayas traído hasta espacio tuyo, es que últimamente estoy muy sensible.

Un abrazo y buen fin de semana.

América dijo...

Buenos días Genín.
Se agradecen este tipo de historias donde el compromiso y la solidaridad nos muestra la otra cara de tan terribles circunstancias.
Asumir riesgos y entender el sufrimiento de los más débiles e inocentes,esto también debe formar parte de la memoria de la humanidad.

Como sigues de salud...Leo que has caminado y estas mejorando.
Besitos y salud.

Cheli dijo...

Ya me imagino esos niños, esperando ansiosos que llegara otro avion, contandoles a otros para que tambien fueran, lo que habran disfrutado en medio de todo lo que estaban viviendo.
La iniciativa del piloto, sin palabras, una luz de esperanza en la mediocridad general del ser humano.
Me alegro de que estes mejor.
Un beso.

Liova dijo...

Amigoooooo!!! buenasssssssss!!! Una entrada magnífica... pero sigo pensando (jejejeje) que el mejor bombardeo es el de los caramelos... bueno... menos esos que han denunciado al Rey Mago (no me acuerdo cuál de los tres porque siempre los confundo) por atizar un caramelazo en la cara de alguien y encima ha sido desestimado con todo el recochineo del juez... jajajajajajaa!!! SALUD Y BESITOS DE CARAMELO DESDE CÁCERES!!!

Genín dijo...

Ana:
Bueno, pues nos entendemos, yo estoy SIEMPRE demasiado sensible...jajaja
Pero eso no es malo, yo ya estoy acostumbrado y forma parte de mi personalidad, lo prefiero a la falta de sensibilidad, aunque a veces nos juegue malas pasadas.
Besos

América:
Yo creo que estas cosas hay que resaltarlas, por lo general todo lo que parece interesar son las malas noticias, en cuanto leo una buena, no puedo evitar de difundirla para tratar de despertar una sonrisa.
Si, ya he estado fuera de la peste toda esta semana y he podido hacer vida normal, la prueba del algodón es que he salido a andar como siempre y me ha ido muy bien.
Gracias por interesarte.
Besos

Cheli:
Pues imagínate como se les pondría el cuerpo acostumbrados a que los aviones les dejaran caer bombas que hicieron puré la ciudad,sin embargo ahora les soltaban chucherias, si te fijas, en las fotos, los niños están subidos a montañas de escombros...
Pobrecitos lo mal que lo habrán pasado en la guerra, por eso, la idea de este piloto fue genial y aunque sea por unos minutos los niños han recobrado la ilusión y la esperanza.
Si, ya llevo toda la semana normal sin molestias, y ya camino mi hora diaria a buen paso y sin problemas.
Gracias por interesarte, guapa.
Besitos y salud

Genín dijo...

Liova:
No te me vas a colar sin responderte el comentario.
jajaja Curiosamente lo he vuelto a escuchar ahora mismo en la radio,ha sido en Huelva por lo visto y el juez ese es un cachondo mental...jaja
Pues no creas que un caramelazo en un ojo tirado a mala leche puede hacer mucha pupita...
Estoy tratando de recordar una historia que tiraban los caramelos con tirachinas causando heridas importantes, pero no me acuerdo de mas.
Te devuelvo los besitos acaramelados, con deseos de salud, claro.
¡Feliz fin de semana, amiga!

Lisa dijo...

Es una historia verdaderamente bonita. Un acierto que la hayas publicado, también me ha servido para conocer ese blog tan interesante y pasar una mañana entretenida.
Ojalá que de nuevo lloviesen caramelos en lugar de lo qué llueve a todas horas.
Me he acordado de una canción que resume este sentimiento.

http://letras.terra.com.br/juan-luis-guerra/163420/
Besitos y Salud

Genín dijo...

Lisa:
Hola guapa.
Me alegro que te guste la historia.
Si que es un blog interesante, lo suelo frecuentar aunque es raro que comente, eso me está ocurriendo con varios blog de este tipo últimamente, me interesa lo que leo, pero me encuentro que está dicho todo y no hay nada que agregar.
Para que nos lluevan caramelos, el secreto es alimentar nuestra fantasía y nuestros recuerdos infantiles, en fin los que los tenemos claro, prueba, verás como te llueven caramelos y también ilusiones...jajaja
Me voy, que se me hace de noche, pero antes te quería responder.
¡Feliz fin de semana!
Besitos y salud

Chela dijo...

A veces, cuando parece que no hay esperanza para una situación, nos "caen" soluciones del cielo. Es porque alguien solidario, alguien con sensibilidad,nos ha percibido, piensa en nosotros y nos brinda su ayuda.
Los gestos solidarios nos hacen reconciliar con la humanidad.
Un fuerte abrazo desde la amistad.

Ciberculturalia dijo...

Maravillosa historia.
De vez en cuando leo el blog "La Aldea irreductibe". Es estupendo.
Un beso

°º✿° Gitana °✿º° dijo...

Qué historia encantadora !
Qué alma de niño !
tierno , tierno , muy !
Un beso mi querido Genín !
Cómo estás ? ya mejor ?
Eso espero ! ;)

Genín dijo...

Chela:
Si, el secreto es vivir, insistir en ello, las soluciones se van generando...
Besos

Ciberculturalia:
Si, estamos de acuerdo es un blog que merece la pena.
Besos

Gitana:
Si corazón, ya estoy razonablemente bien.
Sabia que te gustaría esta historia, es para gente sensible, como nosotros...
Besitos y salud

MariluzGH dijo...

Querido amigo, el ser humano es capaz de las más bellas acciones ¡afortunadamente!

dos abrazos y feliz domingo :)

Airblue dijo...

Hola corazón:

Me ha encantado tu entrada, el bloqueo de Berlín ya le conocía, lo que no sabía era lo de las golosinas. Fue una operación muy compleja porque los rusos pusieron todo tipo de dificultades, los aviones aliados tenian que cruzar Alemania oriental por un estrechísimo corredor, del que si se salían, podían ser derribados. El aeropuerto Tempelhof era el principal de Berlín cerrado no hace mucho. El avión que aparece en las fotos era un C-54(la versión militar del DC-4). Es una preciosa historia que saca a relucir el buen corazón de la gente del aire, ja,ja. Grande el piloto, como no podía ser de otra manera.
Estoy mejor, aún esperando el resultado,pero parece que la cosa no pinta mal.

Un abrazo ¡azul!

Genín dijo...

MARILUZ GH:
Y cuando ocurre algo asíhay que disfrutarlo!
Besos

Airblue:
A mi me ha pasado lo mismo, conocía lo del puente aéreo y muchos detalles del mismo, fue famosisimo durante la famosa guerra fria ocurrida al final de la guerra entre la URS y Occidente, que en mas de una ocasión estuvo a punto de hacer estallar una tercera guerra mundial, pero yo tampoco conocía esta historia tan tierna.
Me alegro mucho que lo tuyo pinte bien, estoy seguro de que así va a ser con el resultado final.
Besos y salud

lola santana dijo...

No conocía esta anécdota y me ha encantado. Y como contraste hoy he leído una noticia que dice que se han tenido que desalojar a 45000 habitantes de una ciudad alemana porque se ha encontrado una bomba de la 2ª guerra mundial de dos toneladas sin estallar.
Besos y buena semana. Espero que ya estés recuperado del todo.

Food and Drugs dijo...

Maravillosa historia, Genín. gRacias por compartir.
Se demuestra aquí que el gran talón de Aquiles del comunismo es su falta total y absoluta de imaginación, y hasta si me apuras de humanidad.
Y no es que yo me considere un anticomunista militante, ni muchísimo menos, pero siempre he pensado que es más un sistema pensado para las fábricas y las máquinas que para las personas y los hogares.
Un abrazo.

La Zarzamora dijo...

Qué dulzura...
Hay aún corazones llenos de ternura en este mundo de brutalidad y salvajería.
Imagino que esos gestos son los que aún, pese a todo, salvan a la humanidad.

Besos, cosa guapa.
Sabes que Larisa vuelve a París este fin de semana??? jajaj
Nos trae esta vez el champáñ.
A ver cuando te animas a venirte con ella. Dale.

yraya dijo...

Ay Genín que historia más hermosa, no sabía nada de esto.
Bien dice el dicho: "no te irás a la cama sin saber algo nuevo" o algo así.
Un besote muy grande

Genín dijo...

lola:
Si, ya llevo toda la semana curado, gracias amiga.
Pues menudo pedazo de bomba, como estalle pa que te cuento!
Yo prefiero la historia de la entrada...jajaja
Besos

Food:
Seguro, el comunismo ya ha demostrado su fracaso en todas partes, porque ni siquiera en china, ya que aquí han hecho un injerto extraño donde prepondera el capitalismo con ausencia de Democracia, no consigo entenderlo.
Salud

La Zarzamora:
Si corazón, hay que recordar cosas así que le permitan a uno no tener que cagarse en la raza humana.
No, no sabia que la muy astuta iba a verte, desde que está abducida por el tuiter no se nada de ella, el otro día quedamos pero no apareció la muy golfa!..jajaja
Me alegro que esteis juntas y lo paséis genial!
Yo iría encantado claro, pero me cuesta salir del ranchito, pero tengo una idea mejor, cuando te parezca nos ponemos de acuerdo con la astuta y os venís a playerar, o cuando os apetezca, o tu sola, como te apetezca porque con la astuta es difícil contar, esta es tu casa.
Muchas gracias por tu invitación.
Besos

Yraya:
¿Te vas a la cama tan pronto?...jajaja
Mira que hay que ver la Copa Davis que parece que ya la tenemos en el bolsillo de nuevo!
¡Viva Nadal!
Y los demás claro, pero el ha sido decisivo, ahí, con un par...jajaja
Besos y salud

Capochoblog dijo...

Hola mi viejo querido, como vas?

Me ha conmovido la histora, no la conocía, como muchos sabía de la comida pero no de los dulces. Por qué será así, que primero se conoce lo malo y luego se descubre lo bueno? Quizás por ello el dicho de no hay mal que por bien no venga?

:)

Aún hay esperanzas, aunque parezca que no... porque siempre anda rondando por allí un Gail Halvorsen. I hope that, seriously.

Besos y un apapacho grandote.

tia elsa dijo...

Muy buen relato, aún creo que en la guerra no hay buenos ni malos, solo malos. Besos tía Elsa.

María del Carmen dijo...

Una historia bella en un momento de tanto dolor, llanto, pérdidas, y dificil como lo es una guerra.

Una historia muy tierna!

Gracias por tal!

Dejo mi huella
Y en ella mi cariño
Junto a mi paz
y a un ramillete de lavandas
Para tu alma,
E invito a pasar por:

Mis Blogs:
www.walktohorizon.blogspot.com
www.panconsusurros.blogspot.com
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
www.cosechadesentires.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
www.lasrecetas delaabuelamatilde.blogspot.com

y si gustas retirar los premios y regalos dejados en ellos.

Un abrazo a lo argentino!
María del Carmen

Betty dijo...

Una hermosa y tierna historia, en medio de tanto horror...

Besos

Cucachispas dijo...

Bonita historia, adesmas es mi Año, lo que es la vida, por aquel mes de julio yo vinia al mundo, y si ahora nos quejamos, que arian aquellas jentes de aquellos años tan dificiles con tantas gueras y tantos desastres, Tambien pienso que dentro de las desgracias siempre hay almas caritativas que sepan ver la sonrrisa de un niño. y eso nos esta pasando ahora en estos tiempos que no tienen nada que ver con los años (1948)Niños que estan en las mismas condiciones y me pregunto que hacen los gobiernos para solucionar este desastre que no tiene fin
Besos Chispas

Genín dijo...

Capochoblog:
¡Hola corazón!
¡Que alegría verte por aquí!
Te echo de menos...mucho...
Yo estoy bien, he estado con una gripe hace poco, pero una tontería,ni merece la pena hablar de ello, aunque tu sabes, yo me puse mimoso como siempre que me pongo malito...jajaja
Por lo demás ando razonablemente feliz...
Espero que tu bien...TQM
Besos

tia elsa:
Bueno, a veces, digamos que hay unos mas malos que otros...jajaja
Besos

Maria del Carmen:
Muchas gracias por acordarte de venir a visitarme, te lo agradezco mucho.
Besitos

Betty:
Es cierto, son ese tipo de historias que uno lee con una sonrisa...
Salud y besitos

Genín dijo...

Cucachispas:
Te me habías colado sin contestar.
Es una historia muy enternecedora, recién había terminado la guerra, esos niños pasaron calamidades de todo tipo y el hecho de que despertaran la ternura en un piloto de aviones de guerra, da a pensar que el ser humano es capaz de las mayores crueldades pero también de los actos mas nobles y humanitarios, es lo que le deja a uno esperanzas de que se pueda lograr un mundo mejor entre todos.
Salud y besitos

Mucha de la Torre dijo...

La historia es hermosa lo mismo que las fotos te nos has convertido de blogger a historiador. te dejo un beso sin viagra ya que vos no lo necesitas
jaja!

RECOMENZAR dijo...

Otro beso mas

Jose Vte. dijo...

Genín, preciosa la historia de solidaridad y esperanza que has traido. Humana y maravilloas. Te felicito.

También quiero agradecerte ese voto que has tenido a bien darme en el concurso de Paradela. Muchísimas gracias

Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Hechos que quedan grabados en la memoria de quienes lo vivieron , para siempre.

Que bueno seria regresar esa ayuda a las zonas hoy carenciadas no?????

Ya sé soy una ilusa,.

Cariños y buena semana!!!!!!!

Genín dijo...

Mucha:
Que va, es que en un blog, como tu muy bien sabes, cabe de todo, sobre todo en este que nunca he aceptado estar restringido a ser monotemático, así que conservo mi libertad y me encanta este tipo de anarquía blogger.
Es que la historia es preciosa.
Por favor...¿Quien va a necesitar Viagra contigo? jajaja
Al no ser que se quiera pasar uno con la frecuencia...jajaja
Ese ultimo beso, se me antojó especial...jajaja
Besos

José Vte:
Estaba seguro que a ti, conociendo tu sensibilidad, este tipo de historia, tan humana de la buena, te gustaría.
Y nada tienes que agradecer, muy por el contrario, te tenemos que estar agradecidos nosotros por habernos hecho disfrutar con esa original entrada!
Te felicito una vez mas.
Salud

Abuela:
Pues en eso de ser ilusa, yo te acompaño de la mano, pienso lo mismo que tu, y ojala se repitiera siempre que hiciera falta, sin guerras, solo que los seres humanos necesitaran ayuda.
Besos y salud

OZNA-OZNA dijo...

infinitas gracias querido y admirado amigo por regalarnos tan bella y emotiva historia, besinos miles con todo mi cariño y feliz inicio de semana.

José dijo...

Por mediación de otros enlaces llego has aquí y, leo esta esta bonita historia donde por una vez no son los niños los masacrados por los bombas sino que son bombardeados con golosinas.

Bien, una vez visto esta entrada he echado un vistazo a la de más abajo y mi comentario es que con amigos como ese no te hacen falta enemigos.

Como me gusta lo que leo y como está escrito sino te importa me quedo para seguir leyendo.

Un abrazo

Genín dijo...

Ozna:
Para mi es una alegria que te guste lo que aquí publico, paisana, y gracias a ti por el cariño que me das.
Besos

José:
Muchas gracias por tu visita, por mi parte encantado que te quedes.
En cuanto la entrada anterior, no pasa nada, ya está todo superado y olvidado, además, con la puerta abierta siempre.
Salud

Azulceleste dijo...

Gracias por traernos una historia tan bonita. En estos tiempos tambien sabe a esperanza, esperanza en el ser humano
Te repito las gracias por esa preciosa historia que desconocia
Abrazos y...salud

Genín dijo...

Azulceleste:
No tienes que darme las gracias, es mas que suficiente con el placer que me produce el saber que te ha gustado.
Besos y salud

El antifaz dijo...

Que bonita historia, incluso en aquel entorno.

Saludos.

Gatadeangora dijo...

Que bella historia, no la conocia. Creo que éstos son los verdaderos héroes.
Un beso king

Genín dijo...

El antifaz:
Yo hasta diria que el entorno la realza ¿Verdad?
Salud

Gatita:
¿Donde te metes mujer?
Estás desaparecida.
Como no te quejas parece que estás bien.
Si, la historia es muy emocionante.
Besos y salud

Abuela Ciber dijo...

Te dejo mis cariños!!!!!

fus dijo...

No conocìa esta historia y me parece de una profunda humanidad.Me gustarìa poder contactar con algùn niño de aquella època para saber como vivian aquellos dias cuando el cielo llovia caramelos.

un fuerte abrazo

fus

Lidia M. Domes dijo...

Paso a saludarte y esta vez no te leo...

Un abrazo!!!

Genín dijo...

Abuela:
Gracias Abu!
Siempre son muy gratos
Besos

Fus:
Pues será difícil por los años que hace, tendrás que conformarte como yo con leerlo.
Salud

Lidia:
No se porqué, me da la impresión de que no lo lees por tratarse de una historia de aquellos tiempos,lo respeto claro, pero la historia es tierna y bonita, saca lo bueno del ser humano.
Besos y salud

Beatriz Salas dijo...

Plas, plas, plas!!!
Me has conmivido, qué delicia!
"No solo chocolates, también Esperanzas"

Aplaudo de pie esta entrada tuya y la comparto en mi facebook por ser tan bonita.

Gracias, muchas gracias por hacerme sonréir.
Un abrazo.

Bigmouth dijo...

Navegando he atracado en su puerto y boquiabierto me ha dejado la historia de este dulce bombardeo. Poesía pura, me quedo si me lo permite a la espera del siguiente caramelo.
Un abrazo.

Alejandro Kreiner dijo...

Aún en tiempo de guerra queda tiempo para la sensibilidad.

Saludos.

Genín dijo...

Beatriz Salas:
Gracias a ti por la visita.
Me alegro que te gustara la historia.
Besos

Bigmouth:
Gracias por la visita.
Estás en tu casa, puedes volver cuando lo desees, claro.
Me alegro te gustara la historia.
Salud

Alejandro:
Si, es lo que tenemos los humanos, podemos sorprender sacando nuestro lado bueno en cualquier momento.
Salud

Abuela Ciber dijo...

Si Genin muhas veces son esritos por la misma persona pero lo que en realidad interesa, por eso lo elevo, eslas palabras sanas que leyendolas sin darnos cuenta nos van cambiando, mimando el alma o espiritu.

Para otras partes tu sabes bien donde encontra esos mimos ja ja!!!!

Cariños.en esta tardecita que va refrescando, permitiendonos gozar de ella.

Alma Mateos Taborda dijo...

Hermosa historia que no conocía. ¡Gracias amigo por compartirla. Algo dulce para amenizar esta tarde de verano en mi tierra. Muy buena historia. Un abrazo.

Genín dijo...

Abuela:
No creas que a mi me molesta, en absoluto, tampoco lo dije en plan peyorativo, al contrario, con mucha admiración de quien tenga tanto talento para hacerlo.
Aquí si que hace fresquito, pero con sol y cielo azul de Invierno...
Besos

Alma Mateos:
A un alma tan sensible como la tuya tiene que gustarle mucho, lo se...
Disfruta del verano, yo lo hago del invierno con sol...
Salud y besos

Sue dijo...

Vaya, qué maravilla. Me ha recordado a esa gran canción de Juan Luis Guerra "Ojalá que llueva café".
Una de esas historia que endulza la vida, sin duda.

Un beso.

Genín dijo...

Sue:
Si, nunca mejor dicho, a los niños les endulzaron la vida...jajaja
Besos y salud