viernes, 9 de octubre de 2009

Suicidio


Me amigo estaba así, como se ve en la foto, unos niños que estaban jugando en el olivar, lo vieron, lo reconocieron y salieron corriendo a avisar, el primero que llegó corriendo, su intimo amigo Z, se quedó paralizado cuando vió a su mejor amigo colgando por el cuello del árbol, inerte, sin un solo movimiento, Z siempre llevaba una navaja bien afilada en el bolsillo, se subió al árbol y rápidamente comenzó a cortar la gruesa cuerda, mientras tanto, habían llegado varias personas, Z les gritaba que trajeran un todo terreno hasta el pié del árbol, todo el mundo corría, parecía que estaban todos coordinados, entrenados para estos menesteres, pero solo fue una casualidad, esto no lo habían hecho nunca.

Varios se colocaron debajo del cuerpo que aun colgaba de la rama, por fin la cuerda quedó cortada y el cuerpo se deslizó en los brazos de los que lo esperaban, quitaron la cuerda del cuello mientras lo llevaban al 4x4 que salió a toda velocidad para el centro de salud, y aunque todos pensaban que era inútil porque era obvio que J estaba muerto, nadie perdió ni un solo segundo, como si les fuera en ello la vida, no lo sabían, pero en realidad así fue.

En el Centro de salud, al entrar a urgencias, dijeron que era cadáver, no obstante siguieron el protocolo previsto para esos casos, en un momento dado J suspiró, nadie lo podía creer, pero pareció un suspiro, reanudaron los esfuerzos, el oxigeno era ya aspirado por J con ansiedad, en unos segundos mas, se estaba moviendo, sus pulmones funcionaban a plenitud, sus ojos que a través de la mascara de oxigeno se veían abiertos de par en par mostraban una mirada de asombro, de incredulidad, de sorpresa de estar vivo, de ansiedad, de mucho miedo y angustia, según dicen los que estaban allí, inmediatamente que fue estabilizado, lo llevaron en una ambulancia al Hospital de la ciudad, pero J, en esta ocasión, gracias a la actitud decidida de nuestro amigo Z, había escapado de la muerte, a pesar suyo, porque el la había buscado para escapar del sufrimiento que ya no soportaba mas, según había dicho una y otra vez. Nadie sabe el motivo que lo llevó de nuevo a la bebida y a esta situación.


No he hablado con el todavía, por lo que no se nada mas que lo que me han contado , pero si puedo decir que era una persona culta, con una carrera universitaria, empresario, inteligente y buena persona, bastante tiempo atrás, había caído en las garras del alcohol, después, le costó pero lo había conseguido dejar, lo había superado incluso después de la ruina de su empresa, todo esto me lo contaba en una visita que me hizo al ranchito hace tiempo, lo vi tan bien, tan recuperado, que no podía contener la alegría, me contó sus planes, saldría adelante de nuevo, lo tenia todo planeado, yo le abracé emocionado porque después de mucho tiempo lo veía sobrio y determinado, había recuperado su vida conyugal con su mujer que siempre lo había amado profundamente, mas que a nada en esta vida, al fin me había hecho caso, en realidad supongo que se había convencido de que estaba arruinando su vida estúpidamente y la de su gente, dejó el alcohol, J volvía a ser el hombre brillante que siempre fue, hasta que cayó en la bebida.

Lo perdí de vista por un tiempo , pero no estaba preocupado por el, las noticias que me llegaban eran excelentes, estaba echando p´alante con un par, yo me sentía feliz por el y todos los suyos, J y su familia eran felices y se lo merecían. De vez en cuando me acordaba de el y me decía que tenia que buscarlo para charlar con el y disfrutar de su brillante, amena y culta conversación, pero había cambiado de teléfono y no tenia su numero, tenia que conseguirlo yendo a su pueblo, pero pasaron los días y no lo hice.

El otro día me enteré que J después de unos años, volvió a la bebida, nadie sabe que pasó, pero tuvo que ser algo muy grave, después de muchas historias, su esposa lo amenazó conque, o dejaba la bebida o que se fuera de la casa, y el se fue, andaba tirado por ahí , siempre borracho, con esa forma peculiar que el tenia de estar ebrio, no se le notaba, no se tambaleaba, no hablaba con nadie, poco a poco los amigos le fueron dando la espalda, yo no sabia nada, creía que todo estaba bien, que eran felices, y de repente me entero de todo lo que les acabo de contar.

Z me dijo que últimamente ni siquiera se podía razonar con el, J decía que la vida era una mierda y el un cobarde, que en algún momento tendría el suficiente coraje para quitarse la vida, tantas veces lo había repetido que ya nadie le hacia caso, ni la amistad ni el amor existían, eran solo patrañas, decía, todo el mundo le había dado la espalda, ya no le quedaba nadie, ni siquiera la familia que también lo habían dejado a su suerte después de haberlo intentado todo con el. Nadie sabe el porqué de este cambio repentino que le condujo de nuevo a la bebida y al intento de suicidio que no logró por un pelo, los médicos lo dieron por muerto, pero por lo visto todavía no le tocaba.

Z era el que mas tiempo había estado a su lado, pero tenia que trabajar, no podía estar siempre con el, mientras que J permanecía el día entero borracho como una cuba, siempre era la misma borrachera porque nunca la soltaba, no tenia temas de conversación, el, que era un tipo gran conversador, solo repetía que necesitaba cariño, y que nadie se lo daba, que necesitaba amistad, y que nadie se la daba, que los seres humanos eran una basura, el primero el, y que todo lo iba a mandar a la mierda porque no podía aguantar mas tanto sufrimiento, pero nadie lo podía sacar de ahí, no había forma de saber que era lo que le atormentaba y que le había conducido a ese estado, sufría terriblemente, era evidente, pero nadie sabia porqué, veremos a ver que me cuenta cuando se reponga y hable con el, pero eso va a tardar porque dicen que tomará tiempo su recuperación tanto física como mental.

¿Que puede conducir a una persona a tomar la terrible decisión de acabar con su vida? ¿Que pasa por su cabeza? Yo respeto mucho la decisión que cada quien tome con su vida, comprendo que hay momentos que se sufre tanto que no se soporta mas y somos capaces de cualquier cosa con tal de quitarnos ese sufrimiento, me consta que uno está dispuesto a recurrir a lo que sea, cuando ya no somos capaces de soportar mas, creerme que lo se, pero acabar con nuestra vida, aunque uno lo piense, me cuesta entender que se haga, no se si hace falta mucha valentía o ser muy cobarde para hacerlo, no lo se.

Afortunadamente J, te has salvado, ¿Te imaginas como hubiera sufrido yo con el cargo de conciencia de haber estado tanto tiempo sin saber de ti, sin verte tanto tiempo, sintiéndome culpable por ello, con razón o sin ella ? Y es que sin darnos cuenta se nos escapa el tiempo, no cuidamos la amistad de nuestros amigos como debiéramos, no estamos en contacto con ellos, no los vemos lo suficiente para escrutar sus rostros y saber si sufren, si tienen necesidades, si nos necesitan, o si están felices, darles nuestros abrazos, nuestras caricias, sentirlos, porque yo soy el primero que para no hacer sufrir a nadie me muerdo los labios y no digo nada que pueda hacer sufrir a los míos, pero claro si me ven lo descubren todo, creemos que los tendremos toda la vida con nosotros, pareciera que somos eternos.

39 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Muy sentidas tus palabras querido amigo Genin pero te dire que es valiente aquel que lucha día a día.

Lamento no poder decirte nada mas porque es un tema que me llega muy de cerca y.... a pesar de los años es DOLOROSISIMO.

Cariños

BABICITA dijo...

Que historia Genin, que impresionante la foto, la depresión lo debe haber llevado a tomar tal decisión y gracias a Dios que se ha salvado ojalá recapacite tu amigo y vuelva hacer la persona que era antes y que nuestro Padre le ha dado una segunda oportunidad. Saludos desde Guayaquil Ecuador.

Rossy dijo...

Creo, como Abuela Ciber, que coraje necesitamos justamente para vivir y no para lo contrario, pero también es cierto que no podemos juzgar su decisión.

Las cosas pasan por algo, y quizás sea una segunda oportunidad para él. Y sabes qué? Me dieron unas ganas inmensas de hablar con gente con las que he ido posponiendo las llamadas, y las visitas, y el tiempo se nos va escapando de las manos, Genín.

Gracias por eso! Besitos!

fernando dijo...

Una historia que se da mucho más de lo que pensamos. Yo nunca lo haría, pero cada uno es libre de tomar el camino que quiera si bien lo que haga le afectará a la gente que le quiere. un abrazo.

Eugenia dijo...

La depresión no sabe de ser racional. Hace perder el norte, la voluntad. Creo que alguien como él debe estar inmerso en ella... porque por sus características no pareciera a simple vista otra cosa.

Yo no entiendo pero tampoco juzgo. un besote

Genín dijo...

Abuela:
Siento mucho haberte traido recuerdos tan dolorosos, lo siento.
Besos

BABICITA:
Si, todavía no sabemos que fue lo que le pasó para haber tomado esa decisión, pero ha sido terrible, y como dices, menos mal que se salvó, aunque está bastante mal todavía.
Besos

Rossy:
No se preciosa, yo sigo sin tener claro el tema, no se si hace falta valor para quitarse la vida, yo creo que si, aunque desde luego estoy contigo en que hace falta valentía para vivirla, no estoy nada seguro de como es la cosa.
jajajaja Si, yo me he puesto al día con gente que tenia un poco distanciada.
Besos

Fernando:
Tienes razón, ocurre mucho mas de lo que creemos, en esta ocasión, porque es un amigo, pero se de otros tres casos que afortunadamente no me tocan.
Salud

Genín dijo...

Eugenia:
Hay mi amor! te dejé colada...jajaja
Claro, yo tampoco me atrevo a juzgar, y en este caso, creo que podre averiguar la verdad de lo que le ocurrió para tomar esa decisión, cuando se restablezca porque le han quedado secuelas físicas y mentales, y tardará en recuperarse totalmente.
Besitos y salud

Angélica dijo...

Geny, que triste lo de tu amigo. Quien sabe qué lo motivó a hacer lo que hizo. Quizá estaba sumido en una gran depresión que lo llevó a tomar esa decisión. Uno nunca sabe, y las depresiones son terribles, dominan el cuerpo y la mente. Ojalá puedas enterarte y saber qué le pasó para que puedas ayudarlo. Quizá ahora que regresó se sienta que tiene una nueva oportunidad y vea las cosas de otra manera. Me gustaría poder saber lo que él sintió en el momento que abrió los ojos en el hospital. Quisiera saber como fue su paso de la inconciencia a la conciencia. Y tú querido amigo no te sientas culpable. No eres el único que se descuida con los amigos. Vivimos en una época llena de actividades que de repente el tiempo no alcanza (aunque cuando uno quiere siempre hay tiempo). Más debería sentirlo la gente que estuvo lejos de J y le negó el afecto y la preocupación.

Un beso querido amigo.

Anónimo dijo...

Hola, tremenda historia,el mejor amigo y compañero de estudios de mi esposo se ahorco con apenas 18 años, no sabia como decirle a su padre que la chica con la que salia, estaba embarazada, te imaginas ambos estudiantes, sin medios,y por temor el muchacho se suicidio, hoy que han pasado algunos años mi esposo,aùn se siente "culpable"de no haber podido con su amistad impedirlo de hacer lo que hizo. Saludos

TORO SALVAJE dijo...

Quizás si ahora que está vivo todo el mundo se preocupara de verdad por él y le ayudara es posible que no lo volviera a intentar, pero lo más probable es que de aquí unos días cuando todo se haya normalizado vuelva a encontrarse solo, y es probable que vuelva a intentarlo.

Quizás con mejor suerte.

Saludos.

Flor dijo...

Ufff, qué historia!!

A la foto la tuve que pasar volando porque me trae recuerdos: una ex compañera del cole, la madre de una amiga íntima (estas navidades se cumple un año) y un chico uruguayo que se colgó de un árbol aquí cerquita y que, por desgracia, pude presenciar.

El suicidio, todo un tema.
Espero que tu amigo valore lo que hizo la gente por él, cómo Z lo ayudó aún pensándolo muerto.

Podrías intentar ponerte en contacto pero te hagas cargo de nada (de su depresión, de su alcoholismo, de su mala vida) A veces ni los profesionales, que tienen conocimientos y medios, pueden con ello.

Besos

Chaulafanita dijo...

Genín, este tema me toca muy de cerca pero mucho mas a mi esposo. Hace poco pasamos algo asi solo que nuestro amigo no sobrevivió :(
Yo aún me levanto en la madrugada y pienso: Que pasó? Como pudo hacerlo?
Las preguntas siempre quedaran sin responder pero lo que mas nos enoja es que se haya ido asi de esa forma.
Mi esposo se siente mal por todo lo que ha pasado y dice que no se ocupo de su amigo como debía pero creo que en realidad asi el se hubiera preocupado todo esto igual hubiera pasado. Es cuestion de no querer vivir y si ni tu bebe no te da las ganas de vivir peor un amigo.
:( Me pone triste este tema. Muy triste.

Maie dijo...

que duro... yo tampoco entiendo que puede llevar a un ser humano a tomar esa decisión... tampoco he podido jamás adjudicarle el valor de la valentía o la cobardía porque no creo que una situación tan compleja se pueda definir con una o la otra palabra...
Yo también he pasado por dos profundas depresiones... ahora cuando veo hacía atrás me resultan hasta tontos los motivos pero lamentablemente en su momento significaron sentimientos de vida o muerte... pero a pesar de querer desaparecer pensando en que con ello seria capaz de eliminar el profundo hueco en el pecho y el estómago que sentía cada vez que lloraba... jamás lo pensé seriamente...es decir, nunca tomarlo de mis manos... si la muerte hubiese venido... ok... pero el suicidio nunca me pareció una opción... por lo tanto no puedo imaginar la escala de dolor que puede llevar a una persona a ello... debe ser un sentimiento demasiado intenso... que tal vez desconozco a pesar de admitir que me he sentido caer muy bajo...
Espero puedas retomar contacto con tu amigo... tal vez ese regreso milagroso a la vida le haga ver que tal vez todos su temores eran infundados y que esta vida es un poco mejor de lo que creemos, a pesar de sus miles de tragedias diarias... pero por otro lado también te recuerdo, que muchas veces cuando la gente a tomado la decisión de acabar con sus vidas, a veces es muy dificil que hagan marcha atrás...

RECOMENZAR dijo...

Tremendo de bueno como siempre tus escritos nos hacen volar y volver a la realidad de lo que la vida es...

Gracias por tu comentario en recomenzar realmente no lo sabia que las mujeres eramos de esa manera...Debo de vivir en otro mundo no en éste
besos

América dijo...

Querido amigo que historia tan triste,sin duda tu amigo atraviesa por problemas importantes,la depresión es un monstruo terrible.

Esperemos que entienda que la vida le da una segunda oportunidad,real y efectiva,estuvo muy cerca de la muerte un verdadero milagro lo rescato su sus garras.

Seguro que el apoyo de sus amigos incondicionales y la ayuda medica será vital.

Un abrazo y salud!!!!!

mariajesusparadela dijo...

Lo siento, Genín.

Genín dijo...

Angelica:
Yo trato de no descuidar la comunicación con mis amigos y hago mas de lo que algunos de ellos hacen por estar en contacto, pero cuando de repente alguien no te contesta, o cambia de teléfono, o dirección, ya te da cosa insistir demasiado y uno espera respuesta.
En fin, yo no me siento responsable de lo que J hizo, por el contrario yo siempre e aconsejé que tirara palante en la vida, cuando me hizo caso las cosas e fueron bien, pero yo creo que precisamente por eso, la vida le alejó de mi. Volveré a hacer por el l que esté en mi mano.
Besos

Anónimo:
Gacias por tu visita.
Tremenda historia, da verdadera rabia que se perdiera esa vida, no es justo, pero yo creo que a veces la gente se ciega y se bloquea y reacciona equivocadamente y le puede costar ña vida.
Salud

Toro:
Te puedo asegurar, que siempre todo el mundo se preocupó por el, era un tipo con mucho carisma, y además muy popular, pero algo grave le pasó que no quiso decir a nadie y le condujo al suicidio.
No se si algún dia lo soltará.
Lo que dices es cierto, puede volver a reincidir.
Salud

Flor:
Ya puedes ver por los comentarios, que desgraciadamente todo el mundo conoce una historia, la vida que llevamos yo creo que nos supera, y nuestro cerebro no está preparado para afrontar los dramas que nos toca vivir ¿Porqué una gran parte de los tíos que asesinan a sus mujeres se suicida? Yo creo que su cerebro se bloquea y quiere escapar.
Besos

Chaulafanita:
Como decia mas arriba, es sorprendente leer los comentarios y como algún caso nos ha afectado mas o menos directamente, lo cual significa que estas tragedias son mas frecuentes de lo que nos imaginamos.
No se si se puede hacer algo por un amigo para hacerle cambiar de opinión, profesionales lo intentan y muchas veces no lo consiguen.
Yo trataré de hacer lo que esté en mi mano, claro.
Besos

Maie:
Tienes razón, la mente no sabemos nunca como va a reaccionar, pero ya tengo mis propias experiencias para saber lo que se sufre bajo la tirania de una depresión, y desde luego siempre está uno desesperado por librarse de ese dolor que resulta insufrible, y una de las cosas que desaparece es el deseo de vivir, por ello, aunque yo nunca pasara la raya, solo considerara la posibilidad y la rechazara como solución a mis males, hay quien lo hace, y lo logra, no todo el mundo tienen la suerte de mi amigo, ahora bien, el ha quedado muy dañado, física y mentalmente, está aislado, y sedado totalmente, veremos a ver cuando le den de alta como reacciona, supongo que no lo harán hasta que vean que reacciona.
Yo estoy muy preocupado.
Besos

RECOMENZAR:
Yo estoy tan sorprendido como tu, pero por estos lares, esa es la mentalidad con la que yo me he encontrado recientemente, que nada tienen que ver a como era hace solo unos años.
Besos

America:
Bueno, pudo haber sido mucho mas terrible si muere, para el nada, porque ni sentiría ni padecería, era lo que buscaba, pero imagínate como quedaría la gente que le quería tanto, porque era muy querido, otra cosa es que lo dejaran por imposible por como se estaba comportando, despues de haber estado mucho tiempo tratando de hacerle entrar en razón, y lo hacían creyendo que así reaccionaria, pero fíjate como reaccionó, y es que querida amiga, la mente es impredecible.
Besos y salud

Genín dijo...

mariajesusparadela:
Estaba yo publicando las respuestas cuando has comentado.
Gracias, pero de momento ha tenido un final feliz, al menos por ahora, que ya es mucho.
Besos y salud

Mariale divagando dijo...

Espero que J pueda recuperarse; no sólo me refiero a lo físico, sino recuperarse emocionalmente, que es más difícil.

Jorge Ángel Aussel dijo...

Un relato que me ha gustado mucho. Siempre hay que luchar hasta el final, sin perder las esperanzas. Y esto muestra las dos caras de la moneda: una persona que quiere dejar de luchar quitándose la vida, y su amigo que no pierde la fe ni las esperanzas hasta salvarlo.

Mis saludos desde Ángel Poético.

Gatadeangora dijo...

Que tremendo tiene que ser llegar al extremo de querer quitarse la vida.
Creo que no habia llegado su hora y espero que esta segunda oportunidad la aproveche y salga de todo esto.

Besos

Jackie dijo...

No se Genin... yo antes pensaba que para matarse habia que estar mal de la cabeza, sobre todo alguien que tiene hijos.
Pero ahora no estoy tan segura. Creo que hay personas a quienes les duele demasiado vivir y un dia se les terminan las fuerzas.
Que triste es esta historia.

Genín dijo...

Mariale:
Así es, está bastante mal, han dicho que costará mucho sacarlo del estado mental en que se encuentra, espero que lo logren.
Besos

Jorge:
Pues mira, no lo había pensado yo así, pero tienes razón en como lo interpretas, me ha gustado como lo ves.
Salud

Gatita:
Si es tremendo, y lo malo es que de momento ha salvado la vida, pero lo que me preocupa es como se va a tomar el estar vivo, porque cuando recuperó la consciencia creía que estaba muerto, en realidad yo creo que estuvo en el famoso túnel y regresó.
Besos

Jackie:
El no tiene hijos, la mujer no puede tenerlos, aunque eso nunca lo tuve claro pero tampoco al no decirlo mas que de paso, nunca lo quise averiguar.
Yo también pensaba que había que estar loco, pero hace mucho tiempo que no pienso así, hay mucha gente que desearía estar muerta, algunos lo esperan con ansia y otros, lo hacen por su cuenta, sin querer esperar. No lo entiendo, no lo he logrado entender.
Besos y salud

tia elsa dijo...

Supongo que tu amigo por su adicción sentia que no valia nada y ya no pudo más. Comprendo tu angustia al pensar como te hubieras sentido si realmente hubiera muerto siendo que hacia mucho que no lo veias y no sabías por lo que estaba pasando. Pero la verdad es que estas cosas escapan a uno, he tenido la triste experiencia de hablar con una persona que fue maestra de mis hijos y pensar para mi que linda estaba y que bien se la veía y al día siguiente enterarme que se nabía arrojado debajo del tren a la mañana siguiente de haber estado con ella. Te juro que no me perdonaba mi falta de intuición, luego me dijeron que estaba pasando por una gran depresión. Te dejo un abrazo tía Elsa.

Lidia M. Domes dijo...

Es un tema muy difícil y tiene muchas consecuencias...

No me gusta opinar ni suponer, me callo y siento el dolor de todos los involucrados, y lo respeto...

Un fuerte abrazo para ti.

Lidia

Intro dijo...

La depresión, esa enfermedad mental y emocional es muy fuerte, y traicionera, creo que tu amigo estaba en una fuerte depresión que no fué atendida.

Esperemos que descanse en paz su alma, doquiera esté.

Un beso.

Natacha dijo...

Genín, sabes que perdí a mi primo hace unos meses...él si lo consiguió y fue muy doloroso. Uno no alcanza a comprender lo grande que debe ser el dolor de seguir vivo para que te haga tirar la toalla...
Es una triste historia. Sobre todo porque tu amigo, ahora, de vuelta a la vida que le ahoga, necesitará todo el apoyo que le podáis brindar...
No permitáis que quiera volver a marcharse, al menos así, sin que le toque...
Un beso y haz lo que puedas por él. Todos podemos llegar a eso en cualquier momento.
Natacha.

BeMe dijo...

que historia tan triste...

el contacto más cercano con el suicidio, lo tuve con un compañero de mi hijo que se quito la vida a los 17 años...

contener a mi hijo y sus amigos, no me fué tarea fácil.

un abrazo

Antonieta H. dijo...

triste historia Genín,yo creo que nunca sabremos que lleva a alguien a suicidarse a menos que nos pase, yo pase por una depre que si llegue a pensar que la vida valía una mierda y que no merecía la pena vivir pero de ahí a intentarlo nunca, ojala le sirva de ayuda tu compañía y tus palabras, aunque sin sonar pesimista cuando un alma esta atormentada ni porque tenga miles de personas demostrándole lo mucho que lo quieren se recuperará.

Besitos Genincito

Otto dijo...

Las historias de suicidio que conozco no son sólo de mis pacientes, también las ha habido en mi familia y en la familia de algunos amigos.
Para los que trabajamos en salud mental, no nos preocupa que una persona esté en una depresión profunda, porque no tienen fuerzas ni para intentar suicidarse. El peligro aparece cuando agarran un poquito de energía, porque con la visión tan negativa que tienen del mundo, el suicidio es la mejor opción.
Además el tema del alcoholismo es jodidísimo porque es un círculo vicioso: la vida es una mierda, entonces bebo. Y bebido, el mundo me parece una mierda. Y por la bebida destrozo mi mundo, lo que confirma mi idea de que es una mierda y debo seguir bebiendo.
En fin, sé que un corazón tan noble como el tuyo sabrá tener algún detalle con J para intentar ayudarle. Espero que se deje ayudar.

Genín dijo...

tia elsa:
Otto que es psicólogo, lo explica genial en su comentario.
Pero fíjate amiga, a mi me ha dejado boquiabierto que casi todas las personas que comentan conocen a alguien, e incluso vivido, la problemática del suicidio, lo que demuestra lo demasiado frecuentemente que ocurren estas desgracias, es terrible!
Besos

Lidia:
Te comprendo Lidia.
Besos

Intro:
No has debido de leer bien, mi amigo se salvó, no ha muerto.
Besos

Natacha:
Me acuerdo perfectamente de lo de tu primo, me impresionó mucho.
Yo desde luego, una vez mas, haré todo lo que pueda por J.
Besos

BeMe:
Que terrible lo que me cuentas, supongo que todos pasaron por momentos terribles y que siempre estará en la memoria.
Besos

Antonieta H:
Si, a mi me ha pasado lo mismo que a ti, a uno le pasan cosas por la cabeza, pero de ahí a realizarlas hay mucha distancia.
El siempre ha sido una persona difícilmente influenciable por los demás, lo se de su periodo de la bebida, pero es tambien muy querido, todo el mundo está pendiente, y haremos lo que podamos, claro. De ,momemto está en buenas manos de profesionales.
Besos

Otto:
Si pana, es una vaina arrechísima porque fijate qe a mi me ha dejado impresionado la cantidad de testimonios en los comentarios de gente con experiencia de casos que les toca muy de cerca, como a ti.
Yo desde luego haré todo lo que esté en mi mano.
Muchas gracias por tu valiosa aportación profesional.
Un abrazo y salud

RICHIN dijo...

Yo no se si hace falta valor para quitarse la vida o no, tal vez porque quiero vivir al máximo la vida que tengo y desde ese punto de vista me cuesta pensar en perderla, pero si trato de verlo al contrario, tal vez es más fácil quitarse la vida. Lo que si tengo claro es que el tiempo es lo único que tenemos y es como lo vivamos lo único que nos pertenece. Así que a vivir nuestro tiempo como mejor podamos...y que nos quiten lo bailao!

PARISINA01 dijo...

Vaya historia!
El tema del suicidio es muy complicada, lo mejor es no juzgar, porque cada quien sabe cual es el tamaño del dolor y el peso que llevan dentro.
No es fácil de atentar contra la vida, ya que por naturaleza el instinto es preservarla, por lo que no pienso en ningún momento que aquel que atenta contra ella sea un cobarde.

Lo que sucede es que cuando se lleva un dolor en el alma, que te quema y que siente que la única situación para parar de sufrir es morir.

Aunque también creo que cuando alguien amenasa o trata de suicidarse en realidad lo que quiere decir es: ayuden me que estoy mal, necesito de ustedes porque yo solo no puedo, pero los demás no lo entiende.

Puedo hablar con propiedad por haber pasado por esto.

Te saludo y deseo feliz fin de...

Genín dijo...

RICHIN:
Hola pana, es que es un tema de lo mas difícil y en realidad cada quien lo sentirá de forma diferente, yo desde luego no me atrevo a juzgar en ningún sentido, lo que si tengo muy claro, es que lo que se trata siempre es de no sufrir y la gente cuando no puede mas pierde la cabeza, con terribles resultados.
Salud

PARISINA01:
Pues ya ves que historia, cuanto me hubiera gustado no tener que contarla, te lo aseguro, aunque menos mal que aunque la cosa está muy peliaguda para mi amigo, al menos de momento ha salvado la vida, y ya conoces el dicho de que mientras hay vida hay esperanza, ojalá que el se pueda reponer tanto física como mentalmente.
Yo comparto los razonamientos que haces, por un lado es un grito desesperado de petición de ayuda, por otro es desde luego evitar seguir sufriendo, porque ya no se soporta mas el dolor, y se recurre a la muerte que termina con todo.
Siento que tuvieras de alguna manera que pasar por esa situación.
Besos y salud

Liova dijo...

Hola Genín. Hace unos días que leo tus escritos y la verdad que me gustan mucho. Es una pena que la primera vez que comento sea para un tema como este, tan triste y asustante, pero tus palabras y tu escrito me han conmovido. Nadie hasta ahora podemos explicar qué pasa por nuestra mente para acabar con nuestra vida que es en realidad lo único en sí que poseemos y por tanto debemos amar y cuidar. Es terrible que en esos momentos tan ofuscantes no veamos lo bueno de la vida, porque todos tenemos problemas, nunca las cosas las tenemos como de verdad queremos, pero solemos seguir hacia adelante. Sabes, la presencia tan oportuna de esa persona que le salvó la vida no es fotuita. Soy de las que piensa que en esta vida todo lo que ocurre tiene un porqué, y ese porqué es bueno pero que muy bueno. SALUDITOS.

Paqui dijo...

¡Ay Genin! que triste y doloroso, pero siempre me he preguntado lo que dices en tu post.
¿Qué puede conducir a una persona a tomar la terrible decisión de acabar con su vida? ¿Que pasa por su cabeza? de lo que sí estoy segura es que no voy a juzgar a nadie.
Un besote guapo

Genín dijo...

Liova:
Gacias por tu visita.
No te preocupes, yo voy escribiendo según transcurre la vida con las cosas que me suceden o encuentro interesantes, hoy ha tocado esta, que en realidad si lo piensas, no es triste puesto que mi amigo ha salvado la vida, así que aunque le queda mucho por estar bien, siempre hay esperanza, espero que se recupere y vuelva a sentir la vida como lo solía hacer.
Salud

Paqui:
No claro, ni podemos ni debemos juzgar a nadie, es seguro que el sufría lo indecible, en esas circunstancias vete tu a saber lo que seriamos capaces de hacer nosotros mismos, al menos en esta ocasión tuvo suerte y salvó la vida y aunque maltrecho, tiene la oportunidad de renacer de nuevo.
Besos y salud

Lisa dijo...

Muchas cosas pasan por la cabeza y todas negativas cuando estás dispuesto a dejar este mundo por voluntad propia. La sensación de no valer nada , de no importar nada de sentir que todo seguirá igual en tu mundo e incluso mejorará cuando hayas desaparecido porque al principio siempre hay otro camino para escapar pero al final se van cerrando todas las puertas y no hay mas que un lugar oscuro donde la la angustia y el miedo es mayor que cualquier sentimiento y sobre todo porque te valoras tan poco que seguramente piensas que eso es lo que te mereces.
Gracias a que siempre me he acordado de mi niña de la responsabilidad que tenía para con ella y en el sufrimiento que le causaría que su madre la dejase sola...creo que el amor a alguien es lo que te salva.
Besos Genín, espero que tu amigo encuentre algún motivo por lo que quedarse, pero no te sientas culpable si no lo hace, porque cuando uno quiere desaparecer siempre encuentra la forma.

| Perla | dijo...

Yo también conozco varios casos, varios han sucedido en este pequeño pueblo, mayormente gente joven y de sexo masculino.
Yo trato de imaginarme qué se siente, tal vez si uno no puede sentir un minuto de NO-DEPRESION en todo un día llegará a un punto en que su percepción de la realidad se verá afectada, su reacción no responderá a ningún razonamiento lógico y querrá salir de ese sentimiento de cualquier forma. Y sin dudas el alcohol y las drogas ayudan mucho, muchísimo!!
Cada caso es un mundo.